J. Ackerman: Los pájaros son capaces de las proezas mentales de los primates

|
EFE.- Las investigaciones científicas sobre los pájaros han avanzado tanto en los dos últimos decenios que estudiosas como Jennifer Ackerman, que acaba de publicar en España «La conducta de los pájaros» (Ariel), aseguran -como ha hecho en entrevista con Efe- que «son capaces de las proezas mentales de los primates»

PREGUNTA.- Atribuye a las aves habilidades que se creían sólo humanas o de algunos mamíferos como los chimpancés o las orcas ¿Cuál le parece la más sorprendente?

RESPUESTA.- Algunos pájaros parecen comprender lo que pasa en la mente de otro pájaro, una habilidad social y emocional altamente sofisticada que algunos consideran la base de la empatía. Un ejemplo es el «arrendajo euroasiático»: El macho corteja a su pareja trayéndole comida, lo cual es muy común en el mundo de las aves, pero lo intrigante es que el macho toma decisiones sobre qué clase de trato ofrecer a su compañera basándose no en sus propios gustos sino en lo que ella ha comido antes. Como las personas, los pájaros prefieren la variedad de alimentos y este arrendajo macho hace un seguimiento de lo que ella ha comido y de sus preferencias de cambio de alimentación para satisfacerla.

P.-¿Son, pues, inteligentes?

R.- Bastante más de lo que imaginamos, capaces de proezas mentales que atribuíamos únicamente a los primates. El cerebro de los pájaros puede ser pequeño pero es denso en neuronas y altamente eficiente. Pueden pensar con lógica y razonamiento al mismo nivel que los niños pequeños. Pueden resolver problemas complejos que no han encarado antes. Pueden fabricar y usar sus propias herramientas sofisticadas. Pueden recordar el pasado y planear el futuro. Comprenden el principio de causa y efecto.

P.- ¿Se distinguen por su individualidad, como las personas?

R.- Sí, tienen características individuales, modos de comportamiento, «personalidades» si se quiere llamar así. Incluso en una misma especie hay un amplio rango de rasgos. Algunos pueden ser tímidos; otros, audaces. Algunos pueden ser líderes; otros, seguidores.

P.- ¿A qué se refiere con «flexibilidad mental de los pájaros»?

R.- A la habilidad de hacer algo nuevo para cambiar el comportamiento y así enfrentar nuevas circunstancias y nuevos desafíos; aprovechar una nueva fuente de alimentos, por ejemplo, o descubrir cómo explotarla, o explorar nuevos objetos y situaciones. Los córvidos, las aves canoras y los loros tienen una destacada capacidad para aprender una nueva pauta de conducta. La flexibilidad conductual es un indicador de inteligencia.

P.- ¿Se puede hablar de «habla» y de «amor» en los pájaros?

R.- Mejor hablar de «comunicación» y «relación». Algunos pájaros tienen elevadas formas de comunicación, que incluyen algunos de los elementos del lenguaje. Las llamadas de alarma del «carbonero de capucha negra», el «mielero de Nueva Holanda», el «arrendajo siberiano» y otras especies poseen información muy específica que otras aves comprenden: Qué clase de depredador viene, cómo es de peligroso y qué está haciendo exactamente. Aprenden sus cantos del mismo modo que nosotros aprendemos el lenguaje, a través de un complejo proceso llamado «aprendizaje vocal», que es raro en el mundo animal. Implica escuchar a un tutor, imitar y practicar hasta que el canto es correcto.

En cuanto al «amor», es un concepto humano, y no sabemos lo que los pájaros sienten, pero muchas especies -si no la mayoría- forman poderosas relaciones con compañeros y miembros de la bandada. Los cuervos incluso parecen experimentar algo similar a la empatía. Responden a estados emocionales de otros cuervos, especialmente compañeros o aliados. Si un pájaro es víctima de un conflicto, su compañero o aliado reconocerá su sufrimiento y lo consolará acicalándolo o enroscándose con los picos, el equivalente al beso.

P.- ¿Pueden crear «obras de arte»?

R.- En Australia y Nueva Guinea los «pergoleros» construyen artísticas creaciones. Los machos construyen enramados especiales para cortejar a las hembras. Son pequeños arcos u otras estructuras hechas de palos y adornadas con variedad de colorido u objetos brillantes. Una vez encontré que uno de estos enradamos estaba repleto de cristal verde, tornillos, trozos de bisutería y canicas de vidrio transparente, artísticamente conjuntados. Los científicos han descrito el enramado de otro pergolero construido cerca de la casa de un artista vidriero que contenía pequeñas piezas de vidriera que el pájaro había clasificado por colores, como un mosaico.

P.-¿Por qué una madre mata a sus propias crías y otra cuida desinteresadamente de las crías de otra como si fueran suyas?

R.- Eso demuestra cuánta variedad hay en la crianza en el mundo animal. En el caso del «loro ecléctico», las madres a veces matan a sus polluelos machos cuando sus nidos-cueva pueden anegarse. Debido a que las hembras del «loro ecléctico» se desarrollan más rápidamente que los machos, la madre expulsa al polluelo macho del nido-cueva y así puede concentrar su energía en sacar adelante al polluelo hembra, con lo que aumenta sus posibilidades de reproducción. En cuanto a las madres que cuidan de la nidada de otras, no es infrecuente. En el mundo de los pájaros hay mucha alimentación cooperativa, las aves se unen para criar a los jóvenes. También hay pájaros parásitos como el «cuco común» que vuelcan sus huevos en el nido de otras especies como el «carricero común», de modo que cuando los huevos eclosionan, la madre no notará la diferencia entre el polluelo del cuco y los suyos y alimentará al cuco muchas veces en detrimento de su propia progenie.

P.- ¿Hay prejuicios de la comunidad científica que hayan afectado al conocimiento sobre los pájaros?

R.- Durante mucho tiempo la mayoría de los ornitólogos eran hombres y la mayoría de los estudios se desarrollaban en el hemisferio norte. Eso desequilibraba la comprensión de lo que los pájaros hembras eran capaces de hacer. Crecí pensando que sólo los machos eran los que ofrecían cantos sonoros y elaborados. Las hembras eran notablemente más tranquilas. Ahora que se están estudiando los pájaros en el hemisferio sur, sobre todo en los trópicos, se ha descubierto que en dos especies de aves canoras las hembras cantan y sus cantos son tan elaborados como los de los machos.

P.- ¿Queda mucho por saber sobre las habilidades de los pájaros en comunicación?

R.- Sólo hemos rascado la superficie de la comunicación de los pájaros. El «mielero de Nueva Holanda» tiene una llamada de alarma con docenas de elementos que significan cosas específicas. Estoy segura de que las llamadas y cantos de otros pájaros son igualmente sofisticados y complejos. Hay alrededor de 10.000 especies de pájaros, y un largo camino por delante.

P.- Una curiosidad ¿a qué edad vio la película «Los Pájaros» y qué sintió?

R.- (Risas) La vi cuando tenía 6 o 7 años, y no podía soportar verla… Me acordé de esta película en Australia durante la época de reproducción de las «urracas canoras». Alrededor del diez por ciento de las urracas macho son muy agresivas protegiendo sus nidos y atacan a la gente con mucha violencia, cayendo en picado