Fuerzas Armadas

Asociaciones de militares se manifestarán el 25-7 para reivindicar carreras militares dignas

|
La convocatoria está fijada para el 25 de junio, cuatro días antes de la cumbre de la OTAN en Madrid

Las asociaciones militares ATME, ASFASPRO y UMT han convocado una manifestación el próximo 25 de junio, cuatro días antes de la cumbre de la OTAN en Madrid,  para exigir retribuciones «justas y dignas» y carreras militares dignas, ya que, según advierten, tener un ejército que no está motivado, que está mal pagado y sin perspectiva de futuro es «muy peligroso».

Así lo ha asegurado a Efe Marco Antonio Gómez Martín, presidente de la Asociación de Tropa y Marinería (ATME), que, junto con la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) y la Unión de Militares de Tropa (UMT).

Por esta razón, representantes de las tres asociaciones han posado frente al Congreso de los Diputados para anunciar que saldrán a la calle cansados de «buenas palabras» por parte del Gobierno y el Ministerio de Defensa. Allí han recibido el apoyo de diputados del PP, María José García Pelayo y José Antonio Callejas, de Vox, Agustín Rosety y Manuel Mestre, y de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez.

Las asociaciones temen que el incremento del gasto en defensa hasta llegar al 2% del PIB, al que se ha comprometido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no se destine «ni un céntimo» para los salarios del personal de las Fuerzas Armadas y sí a la adquisición de material armamentístico.

Como ha señalado el presidente de ATME, un carro de combate por muy bueno que sea necesita un conductor y si no «no vale para nada». «Si no cuidamos lo más importante, que es el personal, y no se invierte en ellos, España va a tener un problema», ha advertido Gómez, que ha señalado que por 1.089 euros (el salario medio mensual) es lógico que cada vez menos gente quiera ingresar en el Ejército.

Los convocantes ponen como ejemplo el de un soldado conductor de un carro de combate Leopardo de más de 11 millones de euros, que apenas cobra 1.100 euros brutos mensuales. «Nadie pone en riesgo su vida por ese sueldo y nosotros lo hacemos», ha subrayado. «El militar continúa siendo el servidor público peor pagado de la Administración».