Papelón en el PPE

A Esteban González Pons no le votan ni los propios

|

Ayer adelantaba la noticia el periódico digital The Objective: Alberto Nuñez Feijoo habría recibido su primer revés europeo por confiar en Esteban Gonzalez Pons, hombre poco querido entre sus propios compañeros de Europa.

González Pons, otrora desterrado por Rajoy a Bruselas, quedó ayer penúltimo en la votación de los diez vicepresidentes y Manfred Weber estaría pensando en quitarle además algunas de sus competencias

Los delegados al 27 Congreso del PPE tenían que marcar un mínimo de cinco y un máximo de diez entre los 11 dirigentes que aspiraban a acompañar a Weber en la nueva Ejecutiva.

Pons solo logró 303 votos, cuando el quórum era de 515, quedando en una deslucida décima posición, muy lejos de los candidatos ganadores: la comisaria búlgara de Innovación, Mariya Gabriel, que obtuvo 403 sufragios, y la eurodiputada holandesa Esther de Lange (395),  el austríaco Johannes Hahn (387), el rumano Siegfried Muresan (372), la croata Dubravka Suica (354), el finlandés Petteri Orpo(354), el alemán David MacAllister (352), el polaco Andrzej Halicki (319), el italiano Antonio Tajani (309) y el español González Pons (303).

Además Feijóo habría prescindido del histórico secretario general del PP europeo, Antonio López Istúriz, con el que Pons habría tenido reiterados desencuentros.

Fuentes cercanas al eurodiputado valenciano restaron importancia a Europa Press sobre el hecho de que quedase el décimo en número de votos.

Fuentes internas de los populares europeos afirman que el fracaso de Pons vino de la falta de apoyos de sus propios compañeros españoles del Parlamento Europeo, entre los que no cuenta con apenas simpatías.

En Bruselas, además, según The Objective,  sentó mal que desde el equipo de Feijóo se filtrase antes de la cumbre de Rotterdam cuáles serían los cometidos de González Pons en la nueva etapa y que se le diera el rol de «vicepresidente ejecutivo», una especie de primus inter pares junto al nuevo presidente alemán. Según fuentes del PPE, se achaca al propio González Pons dicha filtración.

«No se ha hecho de las mejores formas, no se ha peleado el voto y no puedes vender la piel del oso antes de cazarlo», subrayan las fuentes del PPE tras ver el resultado de la votación. «Estamos peor que ayer en cuanto a nivel de influencia del PP» dentro de la familia europea, lamenta, según The Objective, un compañero de González Pons en la Eurocámara.