Represión en Cuba

Abascal denuncia la represión en Cuba

|

Las históricas e inéditas movilizaciones que se han registrado en Cuba para pedir el fin de la dictadura han llevado a numerosos dirigentes políticos del PP, Ciudadanos y Vox a expresar su apoyo al pueblo cubano y a exigir a Pedro Sánchez, una postura firme que posibilite una transición democrática de la isla.

Miles de personas salieron a las calles de Cuba al grito de «libertad», «abajo la dictadura» y «patria y vida» para protestar por la falta de libertades, el desabastecimiento y la gestión de la pandemia, en una jornada que se saldó con cientos de detenidos y enfrentamientos después de que el presidente Miguel Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentarse a los manifestantes en una explícita invitación al enfrentamiento civil.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha salido en defensa del pueblo cubano. «El comunismo siempre acaba combatiendo a su propio pueblo. Mucha fuerza para los cubanos dispuestos a derrocar al régimen. ¡Viva Cuba libre de comunistas!», ha escrito en redes sociales.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha pedido, «como española y como cubana», el fin de la represión en Cuba y del castrismo para que el pueblo cubano recupere «la dignidad, su libertad y su derecho a vivir en paz». «No solo es un tema humanitario, es para recobrar lo que durante décadas se les ha negado», agregado.

Para Monasterio, eso «solo pasa por la caída del régimen y del muro de Berlín que tiene Cuba, que es el del castrismo que no deja vivir en libertad» y ha ofrecido el apoyo de su partido para defender «sin tibieza» la libertad en la isla.

El portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, también ha expresado su deseo de que estas manifestaciones sean «un paso hacia la liberación de la dictadura castrista» y ha opinado que Cuba es «el germen de toda la subversión» del orden político y social en América Latina.

Ha dicho que van a estar con el pueblo cubano, venezolano, peruano o ecuatoriano y que van a salir a la calle con ellos en España y «donde sea necesario reclamar la democracia» para esos pueblos.