Sahara Occidental

Abascal avisa a Marruecos que el giro de España solo le compromete a Sánchez

|
El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha exigido este miércoles que Marruecos reconozca «de una vez por todas» la soberanía de Ceuta y Melilla, y ha advertido de que el cambio de posición de España solo le compromete al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«Exigimos soberanía», ha subrayado Abascal en el pleno de Congreso en el que comparece Sánchez para informar de la nueva relación con Marruecos lograda tras el giro de la postura española sobre el Sáhara.

El líder de Vox ha incidido en que Marruecos debe saber que ese giro no compromete al Parlamento español ni «desde luego, al próximo gobierno de España», y ha señalado que lo más importante no es lo que opine Sánchez de Ceuta y Melilla.

«¡Solo faltaba que usted no piense que son ciudades españolas!», ha exclamado y ha considerado fundamental ese mismo reconocimiento por parte del país marroquí.

Además, Vox quiere que Marruecos se comprometa a aceptar la repatriación de «todos los ilegales que hay en suelo español y todos los delincuentes de nacionalidad marroquí que en estos momentos hay en nuestras cárceles».

Ha exigido también que contribuya a desmantelar las redes de tráfico de personas y combatir a las organizaciones no gubernamentales que, según Abascal, colaboran con ellas.

El presidente de Vox ha reclamado así que sean los intereses de España, en lugar de los de Marruecos, los que guíen la política exterior.

Y es que, en su opinión, la «sumisión» a políticas ajenas es una de las marcas del gobierno de Pedro Sánchez, de quien ha dicho que las cumbres de la Unión Europea son su «zona de confort» y le ha recriminado que no se sienta tan «resplandeciente» cuando tiene que «mirar a la cara a los españoles».

Ha incidido en que la rendición de cuentas debe quitar el sueño a los políticos, aunque Sánchez lo tiene «a prueba de bomba», y le ha invitado a que «venza la tentación de vivir entre cumbres, declaraciones conjuntas que parecen papel mojado y series de televisión y se preocupe por los suyos».

«Hágalo urgentemente, disfrazado si es necesario, pero hágalo», le ha pedido, porque la separación entre las élites y el pueblo es cada vez mayor y su Gobierno no tiene «ninguna sensibilidad con quienes peor lo están pasando».

Ha rechazado en este sentido la ley climática y ha acusado a Sánchez de primar la ideología sobre las necesidades de las personas, con lo que ha concluido que al PSOE «no le queda ni la o ni la e: el Partido Socialista ni obrero ni español en estos momentos».

Ha recalcado que es su política «global, dependiente y progresista» la responsable de la crisis económica y le ha pedido que deje de «echar balones fuera» y «agarrarse» a la guerra en Ucrania porque «la inflación ya estaba desatada antes de (Vladímir) Putin«.

«No nos traten como imbéciles, asuman su responsabilidades políticas», ha exigido Abascal, que ha criticado también al PP por «implorar» acuerdos con este gobierno que les llama «estorbo», rechazar la lucha de las ideas y considerar «debates estériles» todo lo que no sea economía.

Pero ha avisado de que las políticas de la izquierda afectan a la vida y a la economía y ha pedido que se escuche el «sentido común de la gente».

«Aún estamos a tiempo de dar marcha atrás (…) y de conectar con las preocupaciones reales de la gente», ha asegurado y se ha mostrado convencido de que el día que así sea Sánchez empezará «a sentirse menos incómodo en las calles españolas y poco cómodo cuando va a Bruselas».

Para Abascal, no puede defender los intereses del pueblo quien se opone a la explotación de los recursos naturales, no apuesta por la energía nuclear junto a las renovables, no propone reindustrializar frente a la deslocalización y no aboga por una bajada «radical» del IVA para los productos más básicos.