Abascal: «No tenemos odio a los de fuera, sino amor a los de dentro»

|
El líder de Vox, Santiago Abascal, ha defendido en Sevilla la política de su partido en relación a la inmigración, y ha sostenido que no le mueve “el odio a los fuera, sino el amor a los de dentro”.

Ante medio millar de personas reunidas ante el Palacio de San Telmo de Sevilla, Abascal ha asegurado que su partido mantiene la idea de que “sea quien sea quien esté al frente -del Gobierno-, hay que estar al servicio de los intereses de los españoles, ante aquellos que entregan España a los comunistas, a los separatistas, y, ahora, a la inmigración ilegal”.

El líder de Vox ha acusado al presidente de la Junta, Juanma Moreno, de estar al frente de una “derecha atontada que acepta todos los mantras de la izquierda”, para rechazar que el Gobierno andaluz tenga el deber de acoger a los menores no acompañados que hayan llegado a Ceuta.

En este punto, ha sostenido que velando por el interés de los niños  “lo que hay que hacer es devolver a los niños con sus padres, no acogerlos”.

Ha señalado además que los “servicios sanitarios que a veces no llegan a los españoles” se ponen a disposición de la inmigración irregular, algo que, ha afirmado, es una situación que se da “desde hace dos décadas, dando ayudas sociales a quien entra ilegalmente”.

“Que entren como sean, saltando, pateando a las fuerzas del seguridad del Estado, y nos dicen que para pagar las pensiones”, ha enfatizado Abascal, que ha negado que la pretensión de los inmigrantes sea trabajar en España, ya que “no vienen a trabajar, porque hay muchos jóvenes en España que se tienen que ir fuera”.

Sin embargo, “la idea que se les ha ocurrido a los poderosos es cambiar a nuestros hijos y nietos por otros”, ante lo que ha pedido que haya políticas que impidan la inmigración desde los países en origen: “¿Por qué arrebatamos a sus padres a esos jóvenes que pueden ayudar en sus países?”, ha dicho.

Lo más solidario en estos momentos, es devolver a los niños a sus padres, y colocar a Marruecos en una situación imposible ante la comunidad internacional”, ha subrayado Santiago Abascal.

Ha dicho que aboga por retirar la nacionalidad española a los inmigrantes que la obtengan y cometan delitos graves, a la vez que quiere buscar apoyo en la Unión Europea para fortalecer militarmente las fronteras del sur del continente.