Elecciones Andalucía

Abascal ofrece la «mano tendida» al PP para un «cambio total» en Andalucía

|

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha ofrecido este miércoles la «mano tendida» al PP para conformar un gobierno de coalición tras las elecciones andaluzas del domingo y propiciar un «cambio total» en la región.

Durante su intervención en un acto electoral en Lucena (Córdoba) junto a la candidata de Vox a la presidencia de la Junta de Andalucía, Macarena Olona, Abascal ha asegurado que su formación «tiende la mano» al PP a pesar de que «no nos quieren ver ni en pintura» y prefieren «que se repitan las elecciones».

El líder de Vox ha reconocido que su formación debe hacer «autocrítica» ya que «a veces el ímpetu nos puede» y pretenden «cambiar leyes» que exigen «mayoría agravada», como es el caso del modelo de las «autonomías«.

Sin embargo, aunque a Vox le pueden «faltar riendas» para explicar el modelo, «a otros le faltan espuelas», en referencia el PP, quien «no se atreve» y «siempre se acobarda» a la hora de «derogar leyes» de izquierdas, si bien «eso se ha acabado», ha zanjado.

Abascal ha recordado que en 2018 los dirigentes del PP «incumplieron» el pacto de investidura «firmado» y, por tanto, fueron «engañados», por lo que ahora el acuerdo será para «el cambio real» y si no es así «que gobiernen con los socialistas».

Ha añadido que el objetivo es que Olona «sea presidenta» y el «veredicto los dictáis vosotros», por lo que Vox solo participaría en un gobierno con el PP para lograr un «cambio real» ante el que «no os vamos a defraudar».

Ha incidido en que con Vox en el Gobierno andaluz se defenderá «la unidad nacional» frente a quien «pacta un estatuto de autonomía con el PSOE» para decir que Andalucía es una «realidad nacional» cuando es una «región de la nación más importante del mundo».

Por su parte, Olona, que no ha hecho referencia alguna a los pactos que se puedan dar tras los comicios, ha resaltado que su formación sale a «ganar» la presidencia de la Junta de Andalucía para «servir» a los andaluces y en especial a los jóvenes, quienes sufren la «pena de destierro».

La candidata de Vox se ha dirigido a los «300.000 jóvenes que votan por primera vez» en Andalucía, a los que pide que no se «resignen» y acudan a votar el próximo domingo «a dos manos» por ellos «y por vuestros padres y abuelos«.

Tras recordar el paso de su padre por Lucena en su juventud, ha agradecido los ofrecimientos de «empadronarse» en la localidad después de que hayan querido «ilegalizarnos» y ha prometido que «luchará» contra el «sectarismo ideológico» que les «condena al paro estructural y la falta de oportunidades».

Ha recordado que «solo Vox» se opuso a la normativa que «da derecho a los MENA a tener acceso a los servicios públicos» mientras «vuestros hijos se tienen que marchar de Andalucía», por lo que ha pedido a los políticos que «pongan de su bolsillo» los recursos para ello, ya que «lo primero es lo nuestro y tiene que ser atendido»