Las colegas de Yolanda Díaz

Ada Colau: el que quiera estudiar en castellano que se lo pague

|

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha mostrado su disconformidad con la sentencia del Tribunal Supremo que ratifica la exigencia de un 25% de clases en castellano.

Como no podía ser de otra manera, la partidaria de arrinconar la lengua castellana en Cataluña y de restringir las libertades educativas en esa Comunidad, señaló ayer lo siguiente:

«Para muchas opciones distintas (en referencia al castellano como lengua educativa) existe efectivamente la educación privada«. Es decir, el que quiera que sus hijos estudien en centros donde se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo, que acuda a un colegio privado y lo pague de su bolsillo. La discriminación es impropia de la alcaldesa de una ciudad como Barcelona, pretendidamente aún cosmopolita y donde mayoritariamente se habla el español.

«Yo creo que el sistema público debe defender un sistema igual para todo el mundo» es decir, igual de discriminatorio y de restrictivo que el promovido por la inmersión lingüística. Olvida Colau que las lenguas no tienen derechos; son las personas las que tienen derechos a la utilización de las distintas lenguas.

Ada Colau ha instado a las administraciones competentes a buscar el marco legal necesario para «blindar un modelo», en referencia a la imposición de la inmersión lingüística en catalán.