Guerra de Rusia contra Ucrania

Asedio a Kiev: nuevos ataques contra barrios residenciales

|

El Ejército ruso ha vuelto a bombardear este miércoles algunos barrios residenciales de Kiev, según el servicio estatal de Emergencia ucraniano (SES), en unos ataques que han afectado al distrito de Shevchenko, donde al menos dos personas han resultado heridas.

Según el SES, los ataques en esa zona ha provocado el derrumbe de un edificio residencial de 12 plantas y el derrumbe de otra construcción adyacente de nueve pisos. Las unidades de bomberos y rescate más cercanas llegaron inmediatamente al lugar y comenzaron a evacuar a los residentes del edificio y eliminar escombros.

La capital ucraniana está siendo asediada por las tropas rusas, que comenzaron la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero. En los últimos días se han producido ataques con misiles en zonas residenciales cercanas al centro de la ciudad que han provocado ya varios muertos y decenas de heridos.

20.000 personas logran salir de Mariúpol

Unas 20.000 personas han logrado salir de la asediada ciudad deMariúpol, en el sur de Ucrania, en las últimas horas y usando sus coches particulares a través del corredor humanitario abierto para evacuar a ciudadanos, informa la agencia Interfax-Ukraine.

La ciudad portuaria de Mariúpol, de unos 500.000 habitantes, ha estado sitiada por las tropas rusas prácticamente desde que comenzó la invasión ordenada por el Kremlin, el pasado 24 de febrero.

Nuevo discurso de Zelenski

El presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, afirmó en un discurso publicado esta madrugada que las posiciones en las negociaciones con Rusia para un alto el fuego son ahora más realistas, pero que todavía se necesita tiempo para que las decisiones «sean de interés para Ucrania».

En su último mensaje, realizado en el comienzo del vigesimoprimer día de invasión rusa, Zelenski dijo que las negociaciones continúan, que «es difícil, pero importante» negociar y que todavía «se necesitan esfuerzos» porque «toda guerra termina en un acuerdo». «Las reuniones continúan. Según me han dicho, las posiciones en las negociaciones suenan más realistas. Sin embargo, todavía se necesita tiempo para que las decisiones sean de interés para Ucrania», dijo Zelenski en su mensaje.

18 años de avance económico, en riesgo

Si la guerra en Ucrania se alarga, el país puede perder 18 años de avances económicos, con un porcentaje de hasta un 90 por ciento de la población viviendo en la pobreza o con riesgo de caer a ella en los próximos doce meses, según estimaciones publicadas este martes por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

Estas proyecciones, las primeras elaboradas por el PNUD sobre el impacto del conflicto, señalan que durante el próximo año casi un tercio de los ucranianos podría pasar a vivir por debajo del umbral de la pobreza, catorce veces más gente de lo que se preveía sin la guerra. Además, otro 62 por ciento del país puede quedar en situación de alto riesgo de caer en la pobreza, señala el PNUD, que tiene una importante presencia en Ucrania.

Según el estudio, el país puede perder 18 años de progresos socioeconómicos en caso de que la guerra se alargue. «Aunque la necesidad de asistencia humanitaria inmediata para los ucranianos es de la máxima importancia, los graves impactos en materia de desarrollo de un conflicto prolongado están haciéndose más evidentes», señaló en un comunicado el administrador del PNUD, Achim Steiner.