Ayuso aprueba una ley educativa para «proteger» la concertada frente a Lomloe

La presidente en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, expone su programa de gobierno para estos dos años de legislatura durante la primera jornada del debate de investidura en la Asamblea de Madrid. EFE/Juan Carlos HidalgoLa presidente en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, expone su programa de gobierno para estos dos años de legislatura durante la primera jornada del debate de investidura en la Asamblea de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo
|

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha aprobado este miércoles el proyecto de Ley Maestra de Libertad Educativa para «garantizar» la libertad de elección de centro educativo en Madrid y «proteger» el modelo de enseñanza concertada y especial frente a la Lomloe estatal, conocida como Ley Celaá.

El Consejo del Gobierno regional ha dado luz verde a la tramitación de esta ley para que su texto pueda ser remitido a la Asamblea de Madrid y dé comienzo el debate previo antes de su aprobación definitiva en el pleno del Parlamento autonómico.

Esta nueva normativa, que se prevé que pueda aplicarse a lo largo del próximo curso 2021-2022, se implementará en los centros educativos sostenidos con fondos públicos

El proyecto de ley se centra en la protección de los centros concertados, la atención a los alumnos con necesidades especiales y el establecimiento del español como «lengua vehicular y oficial», además de permitir la segregación por sexos en las aulas.

«Lo que se pretende es defender los derechos de calidad educativa, de igualdad de oportunidades y de libertad de elección tras la promulgación de la Ley Celaá», ha resumido Enrique Ossorio.

La Ley Maestra de Libertad Educativa de Madrid garantiza la existencia del distrito único para que las padres puedan escoger centro «sin estar constreñidos por su residencia».

Ayuso quiere evitar con la ley la desaparición de los centros de educación especial que pretende el Ministerio de Educación, eximiéndoles de la exigencia de transformarse en otro tipo de centros educativos.

La ley madrileña incluye, asimismo, la posibilidad de que se puedan construir colegios concertados sobre suelos públicos, eliminada de la ley del estado.

Ayuso quiere además permitir «la educación diferenciada por sexos». «Según el Tribunal Constitucional, no es una quiebra del principio de igualdad y, por tanto, defendemos el derecho de las familias y de los centros en esa materia», ha dicho Enrique Ossorio.