Investidura de Díaz Ayuso

Ayuso, presidente de Madrid con el respaldo de Vox

La presidente en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, expone su programa de gobierno para estos dos años de legislatura durante la primera jornada del debate de investidura en la Asamblea de Madrid. EFE/Juan Carlos HidalgoLa presidente en funciones y candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, expone su programa de gobierno para estos dos años de legislatura durante la primera jornada del debate de investidura en la Asamblea de Madrid. EFE/Juan Carlos Hidalgo
|

Tal como estaba previsto, Isabel Díaz Ayuso  ha sido elegida presidente de la Comunidad de Madrid gracias al apoyo de Vox, con 77  votos a favor, superando así la mayoría absoluta requerida, que se sitúa en los 69 escaños.

Díaz Ayuso ha sido elegida tras un bronco debate por parte de las izquierdas, que ha demostrado no haber digerido aún la clara voluntad democrática expresada por los madrileños en las urnas.

Mónica García, madre y médico, ha acusado a Ayuso de «estar pendiente de reconstruir su gobierno con la ultraderecha, mientras el resto de regiones y países de Europea pensaban cómo reconstruir sus servicios y su economía», y ha reivindicado sin venir mucho a cuento a Pedro Zerolo, Luis Montes o las mujeres del 8-M (a las que, por cierto, la izquierda condujo a una infección masiva de coronavirus): «La libertad ha venido de su mano», ha dicho, criticando la campaña de Ayuso y su lema en defensa de la libertad. A la anestesista García solo le faltó citar el célebre «libertad para qué» de Lenin.

En su turno de respuesta, Díaz Ayuso no se anduvo tampoco por las ramas: «Su comunismo pijo no me va a decir cómo tratar mejor a los ciudadanos». También le ha recordado el gesto con el que García simulaba disparar con una pistola a Javier Fernández-Lasquetty. «Me da igual que esté cerca o lejos de mí, yo lo que quiero es que no me apunte con una pistola«, ha pedido Ayuso.

Por su parte, desde el PSOE, su portavoz en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, ha cargado contra la presidente manifestarse contra los indultos en el acto de Colón organizada por al plataforma Unión 78: «Colón reconvertido en un icono postmoderno del Valle de los Caídos». Un disparate monumental de la socialista.

Díaz Ayuso también ha sido rotunda en su respuesta a Jalloul: «Lo que empieza hoy es el fin del sanchismo en España, algo que el partido fracasado obrero español no asume». «Las elecciones del 4 de mayo fueron un bofetón a su forma de gobernar».

Ayuso ha recibido el cerrado de Vox, que ha votado sí a su investidura sin condiciones.

Monasterio se ha ofrecido al PP para «colaborar en solucionar problemas» y le ha pedido acabar con el «gasto político», eliminando las subvenciones a la patronal CEOE, tras las declaraciones de Garamendi sobre los indultos a los sediciosos condenados por el Tribunal Supremo; a los sindicatos y el cierre de Telemadrid, «un pozo sin fondo de 74 millones de euros anuales».

Díaz Ayuso ha querido «dar las gracias a Rocío Monasterio por prestarnos sus votos y recojo su mano tendida a la colaboración», ha prometido. «Diferimos en muchas cosas pero no va a ser un impedimento para buscar acuerdos», ha anunciado.

Díaz Ayuso gobernará con un Gobierno formado tan solo por nueve consejeros, tras haber suprimido la vicepresidencia del gobierno y cuatro consejerías.