La sanción llega tras la denuncia presentada por la Fundación Española de Abogados Cristianos al comprobar que tanto la Clínica Dator como El Bosque incumplían con la normativa vigente en la publicidad de sus centros.

Esta sanción llega tan sólo unos días después de que el Tribunal Supremo haya condenado a ACAI, la patronal que aglutina a 32 centros abortivos, por publicidad engañosa al ocultar a las mujeres las secuelas que se pueden producir tras abortar.

La presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, advierte: “medios de todo el mundo se han hecho eco de la sentencia, la próxima semana la presentaremos en el Parlamento Europeo y buscaremos todos los aliados necesarios para acabar con el negocio del aborto en España”.

Castellanos insiste: “esta sanción es sólo una muestra más de las numerosas irregularidades que cometen estas empresas, que ya fueron sancionadas también hace unos años por la Comunidad de Madrid por engañar a las mujeres. Estos negocios no deberían recibir ningún tipo de financiación pública”.

Y denuncia que “la condena del Supremo es tan grave que resulta incomprensible que sigan recibiendo dinero de la sanidad pública”.

“La sentencia del Alto Tribunal constata que estos centros han estado engañando a las mujeres, ocultándoles las secuelas que puede provocar un aborto, con el único objetivo de ganar más dinero”.