Litigo sobre depósitos de oro

B. Johnson respalda a Guaidó en el control del oro venezolano en el Banco de Inglaterra

|
Estas semanas se dilucidará en Londres la potestad sobre los depósitos bancarios de Venezuela en el Banco de Inglaterra.

31 toneladas de oro que representan un 15% de las divisas venezolanas y alcanzan un valor unos 900 millones de euros. Esos sonlos activos depositados en  las cámaras acorazadas de Londres objeto de disputa entre el chavismo y la oposición democrática al régimen.

Maduro pretende recuperar ahora esos depósitos para reavivar las agotadas arcas bolivarianas.

En 2018 Juan Guaidó , reconocido por el Reino Unido como presidente interino, solicitó del gobierno británico frenar la repatriación del dinero de los venezolanos para evitar su expolio por los bolivarianos de Caracas.

Antes de que el Tribunal Supremo del Reino Unido de inicio a los cuatro días de audiencias para dilucidar la propiedad sobre los fondos depositados, Boris Johnson ha respaldado las pretensiones del gobierno interino de Juan Guaidó frente a Maduro.

El Reino Unido es uno de los más de 60 países, encabezados por EE.UU. y el Grupo de Lima, que considerar ilegítimo el segundo mandato de Maduro, tras la celebración de unas lecciones sin garantías democráticas. .

«El Gobierno del Reino Unido tiene claro que Juan Guaidó ha sido reconocido por el gobierno de Su Majestad desde febrero de 2019 como el único presidente legítimo de Venezuela».

Ese es el texto de la nota publicada por el Ministerio de Relaciones Exteriores tras haber sido invitado por el Tribunal Supremo a aclarar su posición antes de celebrar las audiencias.

Los equipos legales de ambos bandos estarán presentes a partir de hoy en las sesiones que celebre el Tribunal Supremo, en la última fase de este disputado litigio por los depósitos que representan un 15% de las divisas del país sudamericano.

El Tribunal Supremo deberá decidir si «el gobierno británico ha reconocido al presidente interino Guaidó como jefe de Estado de Venezuela» a todos los efectos, también en lo que se refiere a la potestad sobre los depósitos de oro. De ser así, el Maduro no podría disponer de esa ingente cantidad de dinero que, como dijo Guaidó, «podrían servir para reprimir al pueblo o llenar los bolsillos de un régimen cleptócrata».