Crisis de gobierno en Reino Unido

Boris Johnson presenta su dimisión, presionado por su propio partido

|
Tras las renuncias de 40 de sus altos cargos, el primer ministro británico tira la toalla.

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha aceptado dimitir tras el aluvión de renuncias en su Ejecutivo, en una conversación con el líder del grupo de diputados conservadores sin cartera, Graham Brady, según informa la BBC.

La dimisión se produce después de la propia negativa de Johnson, que hasta la noche del miércoles se negaba a dimitir. Johnson, tras reunirse cara a cara con el sector de su gabinete que le pide que renuncie al cargo, mantenía su intención de aferrarse al cargo, a pesar de que se produjeron40 renuncias de sus altos cargos entre ministros, secretarios y ayudantes.

Un portavoz de Downing Street, la oficina del primer ministro, que Johnson se dirigirá en un mensaje a la nación hoy.

Johnson habló con Brady, presidente del llamado Comité 1922, para decirle que aceptaba renunciar, y quedarse al frente de un Ejecutivo provisional hasta que los conservadores elijan a su nuevo líder.

El nombramiento de su sucesor al frente del partido «tory» (conservador), y por tanto del Ejecutivo británico, debería conocerse antes de que los conservadores celebren su congreso anual, previsto para octubre, dijo una fuente de Downing Street.

El anuncio de la próxima dimisión de Johnson llega después de una cascada de dimisiones desatada el pasado martes tras la renuncia de los titulares de Economía, Rishi Sunak, y Sanidad, Sajid Javid, que se prolongó a lo largo del día de ayer y de esta mañana.

Solo minutos después de que se conociera la noticia, la nueva ministra de Educación, Michelle Donelan, había dimitido tras solo 36 horas en el cargo, y el nuevo ministro de Economía, Nadhim Zahawi, le había pedido que «se fuera ya».

A solo 16 días de alcanzar los tres años como primer ministro, la de Johnson sería una de las estancias más cortas en Downing Street desde 1900.