Guerra Rusia - Ucrania

Bruselas conmina a Lituania a permitir el paso ferroviario de mercancías a Kaliningrado

|

Vilna insiste en que cumple con las sanciones de la UE contra Rusia al restringir el tránsito a este enclave, mientras que Moscú tacha de «ilegal» este bloqueo parcial

 

La Comision Europea ha publicado este miércoles unas directrices revisadas sobre la aplicación de las sanciones a Rusia por la invasión de Ucrania en las que precisa que Lituania debe permitir el paso «ferroviario» de mercancías rusas hacia su enclave báltico de Kaliningrado, incluidas aquellas afectadas por las medidas coercitivas, si bien puede realizar controles para comprobar que los convoyes no incluyen armas ni superan el volumen de los contingentes habituales.

Las sanciones europeas impiden el tránsito de operadores rusos por carreteras de la Unión Europea pero «no existe una prohibición similar para el transporte en ferrocarril», aclaran los servicios comunitarios sobre la controvertida aplicación de las medidas por las autoridades lituanas, hasta ahora respaldadas en bloque por la UE pero criticada por Moscú.

No obstante, Bruselas aclara en el nuevo documento que los Estados miembro deben realizar controles para comprobar que los volúmenes de mercancías no superan los niveles históricos -últimos tres años– en el comercio de esa ruta, con el objetivo de evitar que Moscú se sirve del ferrocarril para enviar armas o para eludir las sanciones que sí afectan al transporte por carretera.

Con los controles, que deben ser «precisos, proporcionados y efectivos» según las nuevas directrices, el Estado miembro puede verificar que los envíos por tren responden a la «demanda real de bienes esenciales» para la población en destino y que no se producen flujos comerciales «inusuales», es decir, que Rusia no transporte por esa ruta aquello que tienen prohibido por carretera.

El traslado de material y tecnología militar o de doble uso sometidos a las sanciones de la Unión Europea tienen, en todo caso, el paso «totalmente prohibido» en cualquier circunstancia o con cualquier tipo transporte, añade el Ejecutivo comunitario, para quien la comunicación de este miércoles sirve para «aclarar» las reglas y no es el resultado de un acuerdo con Rusia. «No negociamos nada con Rusia», ha zanjado un portavoz comunitario a preguntas de periodistas.

Tras la aclaración de la CE, Rusia afirmó que son una muestra de «realismo» y «sentido común». «Esta decisión, que elimina las restricciones para determinados productos transportados por ferrocarril, es una manifestación de realismo y sentido común», dijo la portavoz de Exteriores ruso, María Zajárova