Manifestación provida en Madrid

Exito de la manifestación de Cada Vida Importa contra las leyes que persiguen a los provida

|
La plataforma Cada Vida Importa ha organizado este domingo 28 de noviembre una concentración para protestar contra la reforma del Código Penal que el Gobierno ha presentado para penalizar a los grupos provida que «obstaculicen el derecho al aborto».

Javier Rodríguez, director de Foro de la Familia, ha denunciado que «el delito de acoso ya existe»,  y lo que el Gobierno pretende hacer es «crear uno específico para una determinada categoría en función de sus valores».

En España se practican 100.000 abortos anuales, de tal manera que en los últimos diez años un millón de niños habrían sido matados en el vientre materno.

Los manifestantes ha querido mostrar su rechazo a la cultura de la muerte, tanto respecto del aborto como respecto de la eutanasia, denunciar los ataques a la objeción de conciencia de los médicos y la falta de ayudas a la mujer embarazada en situación de vulnerabilidad.

Mientras las mujeres embarazadas sin recursos carecen de ayudas, en clínicas privadas se hace un monumental negocio a costa de la vida de los no nacidos. Manifestarse ante ellas no es solo una manera de ofrecer ayuda a las personas que acuden a abortar sino también protestar contra la mercantilización de la vida.

Además la creación de registros de profesionales de la salud objetores de conciencia que están realizando algunas comunidades tienen por objeto dificultar loa objeciones de conciencia, que es un derecho constitucional. 

La concentración ha partido a las doce del mediodía en la calle Serrano de Madrid, entre la plaza de la Independencia y la calle Goya.

El acto ha contado con los testimonios de madres que fueron a abortar y recibieron el apoyo desinteresado de grupos provida para seguir adelante con su embarazo, así como con la participación de profesionales de la salud y la vicepresidenta del colegio de médicos.