Casado pide que Sánchez invite a Guaidó y no a Maduro a Cumbre Iberoamericana

|
Madrid, 7 abr (EFE).- El presidente del PP, Pablo Casado, ha reclamado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que invite a Juan Guaidó, y no al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a la XXVII Cumbre Iberoamericana que tendrá lugar el próximo día 21 en Andorra.

Casado ha exigido que Sánchez invite a Guaidó, al que el PP considera «presidente encargado de Venezuela», y que retire la invitación a Maduro, al que ha calificado de «dictador» a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

«España debe defender a los demócratas frente a los que atacan los derechos humanos», ha exigido el líder de la oposición.

Además, el PP ha registrado una batería de preguntas escritas en el Congreso cuestionando al Gobierno acerca de si ha invitado a Guaidó a la cumbre, si lo hará y, en caso contrario, cómo explica la falta de una invitación.

Afirma el PP en su pregunta al Ejecutivo que Guaidó es el «único presidente al que España reconoce como legítimo al no haber reconocido nuestro Gobierno los resultados de las elecciones fraudulentas que tuvieron lugar el 6 de diciembre».

La Unión Europea, incluida España, reconocía a Guaidó como presidente interino de Venezuela al no dar legitimidad a las elecciones de 2018, pero ha dejado de hacerlo en enero de este año tras las elecciones legislativas en las que el líder opositor ha dejado de ser el presidente de la Asamblea Nacional.

La UE rechaza estos últimos comicios al entender que «no cumplieron con los estándares internacionales para un proceso creíble» y «hubo falta de pluralismo político», pero ha dejado de reconocer a Guaidó como presidente porque ha expirado su mandato y ahora le da trato de líder de la oposición venezolana.

También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rechazó las elecciones de diciembre en Venezuela y pidió la celebración de nuevos comicios.

La XXVII Cumbre Iberoamericana, que reúne a presidentes y jefes de Estado, se celebrará en Andorra de manera semipresencial y se prevé la asistencia de los presidentes y jefes de Estado de los países vecinos, España y Portugal, mientras que la mayoría de mandatarios latinoamericanos participarán a distancia.