Ceuta: La izquierda vuelve a utilizar la violencia contra Abascal e intenta asaltar su hotel

|
Al menos un detenido y numerosos daños materiales, entre ellos en el hotel donde está alojado Santiago Abascal, ha sido el resultado de las cargas policiales que la Policía Nacional ha tenido que efectuar esta noche en Ceuta contra las cientos de violentos que quisieron asaltar el hotel donde se alojaba el líder de Vox.

Los incidentes se han iniciado sobre las 21.30 horas cuando un grupo de unas 50 personas ha intentado acceder a la fuerza al hotel de Ceuta donde se encuentra alojado el presidente de Vox, Santiago Abascal, algo que ha sido impedido por la Policía Nacional.

Los concentrados se han dirigido hacia el aparcamiento del Hotel Parador La Muralla y han intentado acceder a su interior, por lo que han tenido que ser desalojados a la fuerza por los agentes de la Policía Nacional.

Algunos de los que han intentado entrar al hotel han lanzado huevos, palos, sillas  y otros objetos contra la fachada, que no ha llegado a dar a ninguna persona.

La Policía ha tenido que lanzar salvas al aire y cargar contra los concentrados, después de que estos hubieran dañado la puerta de entrada al Parador, donde Abascal había dado una rueda de prensa después de suspender el acto público que tenía previsto en la ciudad tras la prohibición por parte de la Delegación de Gobierno del acto convocado por Vox.

Los enfrentamientos han continuado posteriormente en la Plaza de África -situada frente al hotel-, después de que la policía optara por efectuar varias cargas policiales para disolver a los concentrados.

Los violentos han lanzado piedras contra los agentes así como provocado desperfectos en el mobiliario urbano de la ciudad, con rotura de papeleras, contenedores, cristales, señales de tráfico etc.

Igualmente, han roto las lunas de varios vehículos policiales, una de ellas a patadas, mientras la Policía Nacional intervenía para detener a una de estos violentos, justo antes de que lanzara una piedra contra ellos.

El Parador La Muralla también ha sufrido daños materiales ya que los concentrados han roto la puerta de entrada al aparcamiento, lo que ha provocado que la Policía Nacional mantenga un dispositivo policial en la zona.

Los agentes han solicitado las cámaras de seguridad del hotel con la intención de identificar a los violentos que han intentado acceder por el garaje así como han lanzado huevos y palos contra los efectivos policiales.

Los asaltantes han empezado a disolverse sobre las 22.10 horas, sin que tenga constancia de que se hayan producido heridos.