Fin de libertad de prensa en Hong Kong

China cierra el último periódico pro-democrático de Hong Kong. Europa se cruza de brazos

|

El ‘Apple Daily’, uno de los principales diarios opositores de Hong Kong, ha sido cerrado por la dictadura China.

Hoy ha publicado su última edición después de que las autoridades chinas congelaran sus activos. El medio, igual que varios de sus directivos, está acusado de «confabular con fuerzas extranjeras» contra China, un delito incluido en la ley de Seguridad Nacional.

Hong Kong se ha despertado con largas colas de personas frente a las tiendas y distribuidoras de prensa. Los ciudadanos, varios en pie durante toda la madrugada, querían hacerse con el último ejemplar del ‘Apple Daily’, el diario opositor que cierra debido a la Ley de Seguridad Nacional aprobada hace un año por Beijing, sin que las democracias occidentales parezcan hacer movimiento alguno por salvaguardar la libertad de expresión ni los acuerdos de devolución de la isla de Gran Bretaña a China, totalmente incumplido por el régimen comunista.

El editor jefe de la publicación, Chan Pui-man, confirmó el fin del diario en una carta de despedida a sus lectores: «El ‘Apple Daily’ ha muerto (…) La libertad de prensa fue víctima de la tiranía«. Pui-man fue arrestado la semana pasada bajo la misma ley que se cobra la vida de su medio.

Muchos hongkoneses quisieron despedirse del ‘Apple Daily’ frente a su sede, donde también se repartieron ejemplares de la última edición, una especial de la que se han imprimido un millón de copias.

El ‘Apple Daily’ es un símbolo de libertad en Hong Kong, la consciencia y el coraje de los hongkoneses. Es el único periódico que ha intentado proteger nuestras libertades hasta el final. Era la única luz en la oscuridad, y ahora se apaga abruptamente», añadió un ciudadano que hacía cola frente al periódico.

«Confabulación con fuerzas extranjeras», el delito del ‘Apple Daily’

El diario era uno de los más populares en Hong Kong, conocido por cuestionar las autoridades chinas y por apoyar al movimiento pro-democrático del centro financiero internacional que estalló en forma de protestas masivas en 2019 y que, desde entonces, ha vivido una dura represión por parte del Gobierno.

Las retaliaciones contra el ‘Apple Daily’ son una página más de las progresivas restricciones a algunas libertades en Hong Kong. Precisamente a través de la ley de Seguridad Nacional que se aprobó tras las movilizaciones, el propietario del diario, Jimmy Lai, está en prisión desde el año pasado por haber asistido a las manifestaciones antigubernamentales.

Pero las autoridades fueron un paso más allá la semana pasada, cuando 500 policías asaltaron asede del periódico y arrestaron al editor y a los periodistas. Tanto los periodistas como el diario están acusados de «conspiración para la confabulación con fuerzas extranjeras».

Las autoridades congelaron los activos del ‘Apple Daily’, por lo que la dirección se vio incapaz de seguir pagando a sus empleados. Ahora, aproximadamente 1.000 personas, entre los cuales se cuentan 700 periodistas, están sin trabajo.

La libertad de prensa empeora en Hong Kong

Ocho asociaciones de prensa lamentaron el cierre del ‘Daily Apple’: «Los hongkoneses han perdido un medio que se atrevía a levantar la voz e insistía en defender la verdad».

Según la clasificación de Reporteros Sin Fronteras, Hong Kong se encuentra en el puesto 80 de los 180 países incluídos, algo que implica que la libertad de prensa en el centro financiero enfrenta «problemas significativos». En 2002, ocupaba el lugar 18. Reporteros Sin Fronteras clasifica a China en el puesto 177, con «situación muy grave» en lo que respecta a la libertad de prensa.

El movimiento opositor denuncia que la influencia de China en la excolonia británica, que solía ser una isla de derechos y libertades en comparación con el gigante asiático, ha aumentado drásticamente en los últimos años, poniendo en riesgo precisamente la autonomía de Hong Kong.

Buscan asegurar el legado del ‘Apple Daily’

Desde que ‘Apple Daily’ confirmó su cierre, varios activistas decidieron empezar a hacer copias de seguridad de documentales y artículos del diario para subirlos a plataformas seguras.

Muchos de los contenidos, al menos más de 4.000 artículos, se están guardando en ARWeave, después de que la publicación cerrara su página web y sus plataformas en redes sociales.

Uno de los jóvenes ciberactivistas dedicado a asegurar el legado de ‘Apple Daily’ aseguró a Reuters bajo el nombre de Ho que no lo hace por «amor» al diario sino porque «es lo que hace falta hacer». «Nunca pensé que el ‘Apple Daily’ desaparecería tan rápido».