Francia

Activistas trans destruyen un mural feminista en honor a niños con lesión cerebral maltratados

|

Por Ana Slatz (*)

Las feministas expresan su indignación después de que activistas trans destruyeran un mural pintado en memoria de los bebés víctimas del síndrome del bebé sacudido.

El 14 de julio empezaron a circular por Twitter fotos que mostraban arte callejero dedicado a bebés que han sufrido lesiones craneales abusivas -también conocidas como «síndrome del bebé sacudido»- que habían sido pintarrajeadas intencionadamente. El mural consistía en un papel de escayola junto a un pavimento, creando un collage con los nombres y las edades de 14 bebés que murieron a consecuencia de la lesión. La mayoría de los bebés tenían entre 1 y 13 meses de edad.

Encima de los nombres y las edades de los niños, el mural también rezaba: «Cada día en Francia, los bebés son zarandeados y asesinados por quienes debían cuidarlos».

Según la Clínica Mayo, el síndrome del bebé sacudido es una forma de maltrato infantil que «destruye las células cerebrales del niño e impide que el cerebro reciba suficiente oxígeno.»

El mural había sido creado el 10 de julio para un documental de la SBS y se había realizado en colaboración con el grupo feminista francés L’Amazone.

El 14 de julio, el director del próximo documental de la SBS publicó un breve vídeo en YouTube en el que expresaba su «dolor y rabia» por lo ocurrido con el collage. Anne, una activista afiliada al Colectivo para la Abolición de la Pornografía y la Prostitución (CAPP), explica que entrevistó a tres mujeres cuyos bebés murieron tras sufrir un traumatismo cerebral al ser zarandeados por sus parejas masculinas, y que las mujeres habían pedido ayuda a Amazon para crear el mural conmemorativo.

«El collage estaba destrozado. Literalmente destrozado», dijo, señalando que su compañera de piso vivía cerca del mural y había sorprendido a un hombre y una mujer destruyendo el monumento la noche del 13 de julio. «Ella no [huyó], fue a preguntarles por qué estaban destruyendo un monumento a los bebés [muertos].»

La directora afirma entonces que su camarógrafo fue informado por los vándalos de que el collage había sido creado por «feministas transfóbicas».

«No les importó que este monumento fuera para madres en duelo. No les importa la memoria de estos bebés que murieron con un dolor insoportable… simplemente la destrozaron. »

L’Amazone es conocida por crear arte callejero en apoyo de diversas causas feministas y suele organizar protestas y manifestaciones por toda Francia sobre temas relacionados con la abolición del comercio sexual y la violencia doméstica.

Aunque el collage no tiene nada que ver con las cuestiones trans, las feministas creen que fue objeto de un ataque simplemente por la participación de L’Amazone en su creación, ya que el grupo defiende los derechos sexuales de las mujeres y a menudo entra en conflicto con los activistas trans como resultado.

En 2021, miembros de L’Amazone fueron atacados por activistas pro trabajo sexual y trans mientras se manifestaban contra el trabajo sexual en la Plaza de la República de París. Antifa y otros grupos se presentaron en una contramanifestación y comenzaron a gritar insultos a las mujeres, llamándolas «putas» y «zorras». Las feministas fueron lanzadas con huevos y se destruyeron sus murales y carteles en un ataque sostenido que duró casi dos horas sin intervención policial.

Un ataque similar tuvo lugar en 2022 en el Día Internacional de la Mujer, cuando Marguerite Stern, activista feminista conocida por concienciar sobre el feminicidio en Francia y fundadora de L’Amazone, compartió un vídeo en el que se veía a una manifestante feminista agredida por un activista trans.

Un usuario de Twitter que llamó la atención sobre la vandalización del collage de SBS señaló en otro hilo que no era la primera vez que los activistas trans habían atacado sitios no relacionados con las causas LGBT.

En 2020, activistas trans franceses reivindicaron en Twitter la profanación de una placa en una escuela primaria que conmemoraba la deportación a campos de concentración nazis de niños judíos que habían asistido a la escuela.

Los activistas habían pintado con spray el lema de la República Francesa, sustituyendo «Fraternité» por «Adelphité», una palabra «neutra» para «solidaridad» que se ha hecho popular entre los activistas franceses queer

Desiree, una representante de Amazon, dijo a Reduxx que estaba algo sorprendida por la destrucción del mural en honor a los niños víctimas del SBS.

«Sé que [los activistas trans] nos odian… ¡pero estos eran bebés!» Y añadió: «Si fueran ellos los que pusieran el mural, nunca lo habríamos tocado. Vimos [el arte callejero] que crearon, y los dejamos en paz».

Desiree dice que presentar una denuncia policial por la destrucción del monumento no es una opción debido a que el propio mural estaba utilizando técnicamente el espacio público.

Señala que las madres que originalmente se pusieron en contacto con ellos para crear el mural ya han expresado su deseo de verlo reparado.

«Las madres estaban disgustadas, ¡pero descubrimos que eran ellas las que nos consolaban! Nos dijeron que ‘una vez que entierras a tu hijo, no tienes miedo de nada’. Son increíbles. Tienen una resistencia increíble», elogió, y dijo que ya se están realizando esfuerzos para recrear.

«Sabíamos que los activistas transgénero odiaban a las mujeres, pero ahora sabemos que también odian a los niños», dijo Desiree. «No esperamos una disculpa, pero nos gustaría que tuvieran la decencia de disculparse con las madres. Arrancar los nombres de sus hijos de la pared es como volver a quitárselos.

Désirée expresa su frustración con los medios de comunicación franceses, señalando que pocos actos violentos o destructivos cometidos por activistas trans en los últimos meses han recibido cobertura nacional.

«Sería bueno que entendieran el alcance de lo que está ocurriendo y empezaran a denunciarlo. Ninguna mujer merece ser acosada por creer en la realidad material. Pero seguiremos luchando por los derechos de las mujeres y las niñas. Esta lucha es demasiado importante como para dejarnos atemorizar por personas cuya única tragedia en la vida es ser mal clasificadas.»