PUBLICIDAD
POR LA EPIDEMIA DE CORONAVIRUS

Bendición ‘Urbi et Orbi’ e indulgencia plenaria del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro

|

El Papa Francisco ha impartido una bendición ‘Urbi et Orbi’ extraordinaria para hacer frente a la pandemia del coronavirus, desde una plataforma situada en medio de una Plaza de San Pedro vacía y lluviosa, en la que ha recordado que, como los discípulos en su momento, todo el mundo está en la misma barca para luchar contra este mal.

Francisco ha subrayado que al igual que ellos, a la humanidad le ha sorprendido una “tormenta inesperada y furiosa”. “Nos dimos cuenta de que estábamos en la misma barca, todos frágiles y desorientados; pero, al mismo tiempo, importantes y necesarios, todos llamados a remar juntos, todos necesitados de confortarnos mutuamente. En esta barca, estamos todos”, ha relatado.

PUBLICIDAD

En este sentido, ha señalado que a raíz de esta crisis, que ha impuesto en la cotidianidad “un vacío desolador que paraliza todo a su paso, los seres humanos han descubierto que no pueden seguir cada uno por su cuenta, sino sólo juntos y que nadie se salva solo”.

El Papa ha hecho hincapié también en la necesidad de esperanza que debe fortalecer y sostener todas las medidas y caminos posibles que ayuden a cuidarse y a cuidar.

La bendición ‘Urbi et Orbi, que se extiende a todo el mundo, se imparte normalmente sólo dos veces al año, el Domingo de Pascua y el Día de Navidad. Quienes se han unido espiritualmente a este momento a través de los medios de comunicación recibirán la indulgencia plenaria, es decir el perdón de los pecados, según lo establecido en el Decreto de la Penitenciaría Apostólica.

PUBLICIDAD