CONTRA LOS OPORTUNISTAS

El Papa Francisco y el rio revuelto, el Vaticano y los Bilderberg

|

Por Specola en Infovaticana

“A río revuelto, ganancia de pescadores” es un refrán popular que se refiere a aquellas personas que suelen sacar provecho de las situaciones de caos o desorden. Cuando las aguas de un río se encuentran revueltas es cuando más pesca se puede sacar. Así en los momentos de confusión, cambios o desavenencias, hay personas que tienden a aprovecharse. La frase puede interpretarse como una advertencia sobre oportunistas que sacan beneficios de los males ajenos, o desde otro ángulo más positivo, en toda situación adversa siempre existe alguna oportunidad positiva. En inglés encontramos una  sentencia parecida que reza: “It’s good fishing in troubled waters”.

Tenemos que estar especialmente atentos en estos momentos y no dormirnos en los laureles porque oportunistas siempre los hay y en esta situación no faltan. Solemos eludir los temas demasiado italianos porque pensamos que no son del interés de nuestros lectores pero siempre hay algunos hechos que pueden iluminar lo que estamos seguro de que está ya pasando, o pasará , en otros países. No nos olvidemos que estamos ante un mundo de estrategias gobernado por personas sin principios y sin fe, tanto en lo civil como en lo eclesiástico, que ya están viendo cómo aprovechar la peste en beneficio personal o de su tribu, que tanto monta. La carta del Papa Francisco a los movimientos populares entra en este mundo de las estrategias en donde lo que cuenta es alcanzar cotas de poder sirviéndose de lo que sea, aunque sean los pobres, o los inmigrantes, que tan poco importan y tanto se instrumentalizan.

Vittorio Colao es el hombre designado por el Primer Ministro Giuseppe Conte para liderar  la «Fase 2», el equipo de expertos que tendrán la tarea de apoyar para que el país vuelva a moverse. Conte, protegido con uñas y dientes por el Vaticano y el Papa Francisco, a elegido a un hombre de Unilever, invitado a la 66a reunión de Bilderberg de Turín en 2018, a la que también fue invitado el Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin. El ex primer ministro, Matteo Renzi, otro invitado a la reunión de Bilderberg, aplaude la decisión de Conte como una «Excelente elección». Unilever es una corporación multinacional holandesa-británica, propietaria de 400 de las marcas más populares en el campo de alimentos, bebidas, higiene personal y productos para el hogar. Su lema es: ‘El futuro brillante’, que parece estar detrás del ‘Todo irá bien’.

En Italia hemos tenido denuncias a este grupo y debemos recordar que uno de los «muchos teóricos de la conspiración» fue el magistrado Ferdinando Imposimato, presidente honorario de la Corte Suprema de Casación, quien murió en 2018, quien resumió las investigaciones así: «El Grupo Bilderberg es uno de los responsables de la estrategia de tensión y, por lo tanto, también de las masacres ”, a partir de la de Piazza Fontana (famoso atentado en Milán del 1969) , en concierto con la CIA y los servicios secretos italianos, con Gladio y los grupos neofascistas, con las logias masónicas P2 y estadounidense en las bases de la OTAN en territorio italiano.

El equivalente del Grupo Bilderberg en la Iglesia Católica es el Grupo St. Gallen y defensor del llamado nuevo orden mundial. Organizado por primera vez en 1996 por Mons. Ivo Fürer, poco antes de ser elegido Obispo de Sankt Gallen, quien lo llamó «Freundeskreis», círculo de amigos. Las reuniones se describieron en un capítulo de la biografía autorizada del cardenal Godfried Danneels publicada en 2015 : ‘pero en realidad decíamos entre nosotros de ese grupo: la mafia’ . Los cardenales Lehmann y Danneels, eran «el núcleo pensante» del Grupo de St. Gallen durante el cónclave de 2005. No querían votar por el cardenal Joseph Ratzinger y trataron de evitar su elección dando todos sus votos al cardenal Jorge Mario Bergoglio, pero Bergoglio, «casi llorando», pidió no ser elegido. Para el cónclave de 2013  parece que «obtuvieron el consentimiento de Bergoglio por primera vez».

La peste no nos puede hacer olvidar de dónde venimos y del origen de tantas pestes. La epidemia y sus consecuencias están afilando los colmillos y no podemos ser ingenuos. Ponemos en Dios nuestra esperanza pero Dios cuenta con las capacidades que nos ha dado, las ilumina y fortalece. Hagamos lo que podamos, que no es poco, pero no nos olvidemos de quienes somos y donde estamos.

San Pedro, que sigue siendo la roca y a cuya tumba le damos la espalda, termina así la primera de sus cartas: «A los presbíteros que están entre vosotros les exhorto yo, presbítero cómo ellos, testigo de los sufrimientos de Cristo y partícipe de la gloria que está para manifestarse. Apacentad la grey de Dios que os está encomendada, vigilando, no forzados, sino voluntariamente, según Dios; no por mezquino afán de ganancia, sino de corazón; no tiranizando a los que os ha tocado cuidar, sino siendo modelos de la grey. Y cuando aparezca el Mayoral, recibiréis la corona de gloria que no se marchita…

Sed sobrios y velad. Vuestro adversario, el Diablo, ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resistidle firmes en la fe, sabiendo que vuestros hermanos que están en el mundo soportan los mismos sufrimientos. El Dios de toda gracia, el que os ha llamado a su eterna gloria en Cristo, después de breves sufrimientos, os restablecerá, afianzará, robustecerá y os consolidará. A él el poder por los siglos de los siglos. Amén.»

«Mujer, ¿por qué lloras?. Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto».

Buena lectura.