«Para tomar unas cañas necesitas una edad y para abortar no»

Alfonso Bullón de Mendoza y Gómez de Valugera - CEU - Archivo EUROPAPRESS
|

El presidente de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) y de la Fundación Universitaria San Pablo CEU, Alfonso Bullón de Mendoza, se ha mostrado contrario a la reforma de la ley del aborto anunciada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, y ha criticado que «para tomar unas cañas se necesite tener una edad y para abortar no».

«Cuando se plantea el tema de si hay que pedir permiso a los padres, si tienen que estar informados antes del aborto, resulta que para tomar unas cañas tienes que tener una edad y si no, no puedes hacerlo; para votar tienes que tener una edad, pero para abortar es algo que se puede hacer sin conocimiento y sin una capacidad de reflexionar», ha criticado Bullón de Mendoza.

Así se ha pronunciado este miércoles 11 de noviembre durante un encuentro virtual con medios de comunicación para presentar la vigésimo segunda edición del Congreso Católicos y Vida Pública, que se celebrará del 13 al 15 de noviembre de forma telemática y bajo el lema ‘¡El momento de defender la vida!’.

¡El momento de defender la vida!

En el congreso también mostrarán su rechazo a la ley de eutanasia, que continúa su tramitación parlamentaria, y cuya defensa consideran que «no es progresista». «La izquierda se presenta como defensora de los más débiles y ¿quién es más débil que el nasciturus o que la persona que sufre?», se ha preguntado Bullón de Mendoza.

A su juicio, cuando se habla de eutanasia se presentan «casos extremos» que solo provocan «que se presente a la persona como una carga» cuando, a su parecer, lo que hay que hacer es «acompañarla y privarla de dolor mediante los cuidados paliativos».

«No se puede decir que una postura progresista sea la del sí a la eutanasia. En ese sentido, los nazis hubieran sido unos tipos tremendamente modernos, o los espartanos que tiraban a los niños por las rocas», ha apuntado.

Por su parte, el director del Congreso Católicos y Vida Pública, Rafael Sánchez Saus, ha lamentado que «más allá de los ámbitos más propiamente religiosos y casi específicamente católicos, todas estas cuestiones parecen resbalar o no importar lo suficiente», y ha animado a los católicos a dar su opinión. «¿Debemos callar? Creo que no. Es nuestra obligación», ha subrayado.

Precisamente, en este sentido, Alfonso Bullón de Mendoza ha asegurado que echan «de menos hacer movilizaciones ciudadanas» para manifestarse contra el aborto o la eutanasia, entre otros asuntos, pero ha reconocido que es «complicado en una situación de Estado de Alarma».