PUBLICIDAD
LANZA UN COMUNICADO

‘Un momento de silencio, por favor’: el grito de las asociaciones provida ante las elecciones del 10-N

|

La Federación Española de Asociaciones Provida ha lanzado un comunicado ante las elecciones generales del próximo domingo en el que asegura que sin los no nacidos, «que todavía no pueden decir que son inocentes», no se puede solucionar «la España despoblada» y recuerda que sólo votaran «a quienes de manera inequívoca defiendan a cada ser humano desde el principio y hasta que de manera natural llegue su muerte».

El comunicado íntegro:

PUBLICIDAD

«Que paren un momento los mítines y sondeos, que se haga silencio en España, que todos escuchemos el gemido, el grito silencioso de los grandes olvidados por casi todos, de los aún no nacidos, que no pueden decir que son inocentes, que su condena no es un avance social, que ellos y sus madres merecen atención, no muerte, que no existe ningún derecho a quitarles la vida.

Sin ellos no podemos solucionar la España despoblada, sin evitar la crueldad que a diario los destroza en el vientre de su madre, no es coherente condenar la violencia en ninguna otra parte; sin curar las heridas que desde hace casi 40 años llevan en su alma millones de mujeres, y también hombres, no podemos encontrar la verdadera paz personal ni social. 

Un momento de silencio para escuchar al enfermo y al anciano, a quien no puede calmar su dolor o su soledad, porque ahí no llega el presupuesto ni la humanidad, a quien se acerca al final y sólo escucha promesas de empujarle a la muerte. 

Somos muchos los comprometidos con la vida, quienes sólo daremos el voto a quienes de manera inequívoca defiendan a cada ser humano desde el principio y hasta que de manera natural llegue su muerte. Sólo lo daremos a quienes quieran ayudar a la familia, a la recuperación de nuestras ricas y profundas raíces bien asentadas en valores firmes y no perecederos. 

Pero más que desear nuestros votos, querríamos que les doliera el alma y desearan de corazón acabar con la mayor injusticia consentida e ignorada que es ya un holocausto. Disputen por ver quién ofrece las mejores medidas para asegurar la vida de todos, nacidos y no nacidos, jóvenes y mayores, sanos y enfermos, de todos. 

PUBLICIDAD

Den la cara sin complejos por una ley que defienda siempre y en toda circunstancia la vida humana y hagan oídos sordos a quienes bajo palabras y derechos inventados pretenden normalizar este horror y mantener su negocio. Un momento de silencio, por favor«.