La mayoría de los testimonios llegaron desde Sevilla y Málaga, aunque este fenómeno también pudo verse desde lugares más al norte, como Toledo, Madrid e incluso Valladolid, según ha informado a EFE el investigador y astrofísico del Instituto de Astrofísica de Andalucía, con sede en Granada, José María Madiedo.