Oro venezolano

Comienza el juicio por el control del oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra

|

Dirimirá quién tiene la autoridad para gestionar el oro: Nicolás Maduro o Juan Guaidó

La división comercial del Tribunal Superior de Londres examina desde este miércoles quién tiene autoridad para gestionar las reservas nacionales de oro depositadas en el Banco de Inglaterra: la Junta del Banco Central de Venezuela (BCV) designada por Nicolás Maduro o la junta paralela nombrada por el opositor Juan Guaidó.

La jueza Sara Cockerill, que ya estuvo a cargo previamente de este proceso, lo recupera ahora después de que el pasado 20 de diciembre el Tribunal Supremo aclarara dos cuestiones preliminares.

Tras oír los alegatos de los abogados de las juntas de Maduro y Guaidó, el Supremo concluyó que el Gobierno del Reino Unido reconoció a todos los efectos al político opositor como presidente interino de Venezuela en una declaración que emitió el 4 de febrero de 2019.

Por contra, no reconoce en ningún caso a Nicolás Maduro, aunque aún mantenga las relaciones diplomáticas, dictó.

También dispuso que los nombramientos de Guaidó a la junta “ad hoc” del banco central venezolano deben ser considerados por la Justicia inglesa como “actos soberanos” de Venezuela (dado que Londres lo trata como el presidente legítimo), pese a que fueron declarados nulos por la Justicia venezolana.

En este sentido, el Supremo británico dejó en manos del Tribunal Superior analizar, en base a la evidencia, si los tribunales ingleses se debe dar por bueno o, por contra, ignorar el fallo del Tribunal Supremo de Justicia de Caracas en que invalidaba la junta de Juan Guaidó.

Los abogados de la parte del líder opositor alegarán que la corte venezolana es un instrumento político de Maduro, por lo que sus dictámenes no han de ser reconocidos en el Reino Unido, según han adelantado.

La parte del dictador venezolano, Nicolás Maduro, sostendrá que su Administración es la única legitimada en el país.

Una vez determine si la junta de Guaidó es legal, Cockerill podrá decidir cuál de las dos juntas del BCV puede dar instrucciones sobre las reservas de oro depositadas en el Banco de Inglaterra (BoE), valoradas en unos 1.600 millones de euros.

Este litigio sobre el acceso al oro se inició el 14 de mayo de 2020, cuando el presidente de la junta del BCV nombrada por Maduro, Calixto Ortega, acusó al BoE de infringir contrato al no cumplir su orden de transferir 930 millones de euros de las reservas a un fondo de la ONU para que fueran usados en la lucha contra la covid en Venezuela.

Además de la gestión de las reservas del BoE, el eventual dictamen de la Justicia británica servirá para dirimir un pleito planteado por Deutsche Bank en mayo de 2020, sobre cuál de las partes puede reclamar 120 millones de dólares derivados de la terminación de un contrato de permuta de oro.