La aldea gala resiste frente a los woke

Más allá de las piras de los fanáticos, vuelven «Astérix y Cleopatra»

|
Una cosa es que unos fanáticos completamente irracionales y estúpidos armen una enorme pira de fuego para quemar los entrañables libros de Tintín y Asterix (suerte que en Canadá no saben nada de Mortadelo y Filemón) y otra cosa distinta es que quemando algunos ejemplares de nuestros iconos infantiles borren aquellas inolvidables tardes de lectura y sonrisas. Para solaz de muchos, «Astérix y Cleopatra» llega de nuevo, desde su publicación en 1965, en una edición limitada con 16 páginas exclusivas donde el lector encontrará información curiosa y documentos originales que contextualizan el álbum y revelan muchos de sus secretos.

Según ha avanzado hoy la editorial Salvat, en este lanzamiento a la venta desde hoy, se han incorporado datos curiosos como que para su realización fueron necesarios 14 litros de tinta china, 30 pinceles, 62 lápices de mina blanda, un lápiz de mina dura, 27 gomas de borrar y 38 kilos de papel.

¡Qué oportuna la vuelta del héroe!

Además, en estas páginas, la editorial cuenta también qué guiños y alusiones encontramos en el libro, por ejemplo a Blaise Pascal, al Escriba sentado del Louvre o al Libro de los muertos de los antiguos egipcios.

Pero también se recuerdan otras informaciones como que esta historia de René Goscinny y Albert Uderzo fue la primera que ambos llevaron al cine en 1968; o que ambos autores realizaron la viñetas apoyándose en una rica documentación histórica para sumergir al lector en un viaje por la historia de Egipto.

Y también se podrán ver documentos originales mecanografiados por el propio Goscinny como el guión para la plancha 1 de este cómic; o un dibujo original realizado a lápiz y tinta de Uderzo para esta misma plancha.