Declaración de prensa del Primer Ministro Viktor Orbán

|

Declaración de prensa del Primer Ministro Viktor Orbán en el momento en que Hungría asume la Presidencia de los Cuatro de Visegrád

Permítanme darles la bienvenida a todos. Querido Mateusz, queridos colegas,

Felicito a Polonia por su actuación en el último año. La Presidencia polaca se ha visto afectada por el año más difícil de las últimas décadas, pero ha conseguido que la cooperación entre nuestros cuatro países siga funcionando y que ninguno de los cuatro se enfrente solo a sus dificultades. Hemos trabajado juntos para traer a casa a nuestros ciudadanos que estaban varados en el extranjero, para coordinar la distribución de suministros, para enviar médicos a unos y otros cuando era necesario, y para proporcionar asistencia en materia de vacunas. Una vez más, estimado Mateusz, Honorable Primer Ministro, ¡felicidades a Polonia!

La Presidencia húngara es consciente de que la fuerza de cualquier equipo sólo es tan buena como la calidad de sus jugadores, y que el seleccionador no tiene nada que añadir a esto, sino que sólo puede hacer un trabajo de organización. Nuestra Presidencia también es consciente de que el mundo ha cambiado después de la pandemia, y que el statu quo de la política y la economía mundiales se ha rediseñado. Me gustaría llamar su atención sobre el hecho de que nunca antes en la historia económica el volumen de comercio entre China y los Estados Unidos ha sido mayor que el volumen de comercio entre la UE y los Estados Unidos. Tampoco ha habido nunca un momento en el que el volumen de comercio entre la UE y China haya sido mayor que el volumen de comercio entre la UE y EE.UU. Mientras tanto, se ha creado en Asia la mayor zona de libre comercio del mundo. Mientras tanto, el Brexit se ha convertido en una realidad; esto me da -a nosotros, los organizadores de nuestro trabajo en el próximo año- una tarea especial, porque no queremos perder a Gran Bretaña. El V4 considera importante seguir trabajando con Gran Bretaña después del Brexit. Gran Bretaña es un actor definitorio en la arquitectura de seguridad de Europa Central, por lo que ahora necesitamos construir una buena relación con ella como Estado no perteneciente a la UE. Y el mundo también ha cambiado por las cosas importantes que han sucedido en la V4. Si consideramos a los cuatro países como una entidad, somos la decimoséptima economía del mundo, lo que nos situaría en el G20. Estamos creciendo al doble de la tasa de la Unión Europea, y la deuda pública de nuestros cuatro países es sólo el 4% de la deuda pública de la Unión Europea en su conjunto. Y, si los consideramos como una sola entidad, estos cuatro países tienen una población activa mayor que la de cualquier país de la Unión Europea, excepto Alemania; así que tenemos países extremadamente laboriosos, ambiciosos y con ganas de trabajar.

En el próximo año, la Presidencia húngara trabajará para garantizar que, en esta situación alterada, los países V4 estemos entre los que salen ganando con el cambio económico global. Por ello, hemos identificado tres objetivos principales. El primero es el rápido relanzamiento de las economías de los cuatro países. Esto requiere inversión, y hoy hemos acordado que hay inversión cuando los impuestos son bajos. Por eso no apoyamos las iniciativas internacionales que supongan una subida de impuestos. Necesitamos infraestructuras: estamos en desventaja competitiva, sobre todo en el desarrollo de las infraestructuras Norte-Sur, en las que estamos por detrás de Europa Occidental; y tenemos que reforzar las rutas Norte-Sur. La segunda cuestión importante este año será la seguridad, que está estrechamente relacionada con la migración. En el contexto de la migración, no somos partidarios de la distribución obligatoria en ninguna de sus formas; e instamos a todos los Estados miembros de la UE a que actúen con cautela, porque la migración supone un riesgo especialmente elevado en la actual situación sanitaria en la que nos encontramos. Y hoy también hemos acordado que los retos a los que se enfrenta la Unión no pueden abordarse sin la integración de los Balcanes Occidentales; por tanto, instamos a la integración en la Unión Europea de los países de la región de los Balcanes. Y cuando hablamos de relanzar Europa -en inglés la Presidencia húngara lo llamará «recharging Europe»- también nos referimos a una recarga intelectual, a un relanzamiento intelectual. Así que hoy hemos acordado participar activamente en el debate sobre el futuro de la Unión Europea, tanto individual como colectivamente. Así que espero que entremos en una presidencia húngara que no sólo sea emocionante, sino también exitosa. El entusiasmo es seguro; el éxito está por ver.