«Defensa de lo público»: El plan recuperación del gobierno concede 0 euros a los sanitarios

|
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha lamentado este lunes que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno a pesar de que asume la necesidad de reforzar el personal del Sistema Nacional de Salud (SNS), asigne «cero euros» a lograr ese objetivo. Al parecer, el gobierno de coalición cuya retórica en materia de sanidad se centra en la defensa de lo público, no contempla dedicar ni un solo euro para reforzar al personal sanitario. Atrás quedan los tiempos electorales en que la izquierda reprochaba a Díaz Ayuso una escasa sensibilidad en la defensa de lo público. Mónica García, anestesista, mujer, madre de tres hijos, nada ha dicho al respecto.

En un comunicado, el sindicato asegura que el documento presentado por el Ejecutivo contempla la necesidad de reforzar las capacidades profesionales y la reducción de la temporalidad, así como la revisión del Estatuto Marco y el refuerzo de las dotaciones de profesionales de la medicina, enfermería y otros campos de la salud y sus condiciones laborales.

«Sin embargo, a la hora de asignar los fondos de inversión necesarios para lograr estas metas, el presupuesto asignado dentro de esos 1.069 millones es de cero euros», asegura CSIF, que subraya de que de esta forma el Ejecutivo «descarta» destinar en el reparto de fondos europeos los recursos necesarios para afrontar las inversiones y reformas que el SNS requiere.

Todo ello, «pese a las debilidades con las que se ha afrontado la pandemia«, señala CSIF, que recuerda que en el apartado del plan «Renovación y ampliación de las capacidades del Sistema de Salud» se asigna para Sanidad «solo» un 1,54 % (1.069 millones de euros) del total de los fondos, una de las cifras «más bajas en el reparto».

De esta forma, recalca la «dejadez» del Gobierno con los profesionales de la Sanidad Pública al «excluirlos» del fondo de recuperación y asegura que «olvida» a las personas sobre las que se sustenta «uno de los pilares fundamentales en la lucha contra la pandemia», a los que, considera el sindicato, se les valora «con un cero» en el plan de recuperación.