Desalojan a monjes de Silos y medio millar de personas en incendio de Burgos

|

El incendio declarado este domingo por la tarde en el término municipal de Quintanilla del Coco (Burgos) ha obligado a evacuar a media docena de municipios, entre ellos Santo Domingo Silos y a los monjes del monasterio románico del mismo nombre, cuna del canto gregoriano en España.

La comunidad monástica, al igual que el resto de los vecinos y turistas, ha sido evacuada con el último precedente de la Desamortización de Mendizábal (1835), que provocó la exclaustración hasta la reanudación de la vida monacal en 1880, y que es conocida internacionalmente por la grabación de discos de canto gregoriano que, desde los años setenta, han vendido miles de copias.

El cenobio no responde a esta hora las llamadas telefónicas ni tampoco la hospedería que regenta en esta joya del románico del arte español, también conocido por los dos claustros, especialmente el bajo con capiteles decorados con escenas bíblicas, y el célebre ciprés al que cantó el poeta Gerardo Diego en un conocido poema.

Otro de sus atractivos turísticos son los cantos gregorianos que entona la comunidad hasta siete veces al día en otras tantas horas litúrgicas en forma de responsos, salmodias y antífonas.

Todos los habitantes y población flotante de Santo Domingo de Silos ha sido evacuada por carretera hasta la cercana población de Salas de los Infantes, a 17 kilómetros de este municipio, uno de los seis que de momento han sido evacuados en autobuses ante la proximidad de las llamas.

Además del polideportivo municipal de Salas de los Infantes, se ha habilitado un albergue y puesto a disposición voluntarios de Cruz Roja y de Protección Civil, así como de personal de atención psicosocial también procedentes de Soria y de Lerma (Burgos).

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha anunciado la puesta a disposición de los evacuados en la capital burgalesa del polideportivo Talamillo, y ha enviado a la zona del suceso varios vehículos de emergencia: «todos los disponibles que estaban de guardia», ha explicado a los medios informativos.

Aunque el fuego se ha declarado cerca de Quintanilla del Coco, este municipio no ha sido evacuado como inicialmente se informó, sino tan sólo alguna casa aislada.

Además de Santo Domingo de Silos, han sido vaciados Santibáñez del Val, Carazo, Villanueva de Carazo, Hacinas y Castroceniza, con una población total aproximada que supera el medio millar, lo que obligará al traslado de parte hasta la capital burgalesa.

En perspectiva, y preparados por lo que pudiera suceder a lo largo de la noche, ante la posibilidad de cambios de orientación y de fuerza del viento, se encuentran las poblaciones de Covarrubias, Mecerreyes y Puentedura, donde a esta hora ya se están practicando cortafuegos como medida preventiva.

Tienen también casas preparadas para posibles realojos y permanecen a la espera de lo que les pidan desde el dispositivo contra incendios, ha explicado a Efe el alcalde de Covarrubias, Millán Bermejo.

Los primeros indicios apuntan a que el origen de este voraz incendio, al igual que el nuevo de Vegalatrave (Zamora) y el de San Juan de la Nava (Ávila), los tres fuegos declarados este domingo por la tarde, «podrían haber sido provocados por personas de forma intencional o imprudente», han explicado fuentes de la Consejería de Medio Ambiente a través de la red social twitter.