Primera demanda contra el T.C.

Diputados y exdiputados demandan al TC ante Estrasburgo por no resolver la ley del aborto

|

Un grupo de veinte diputados y exdiputados han demandado al Tribunal Constitucional ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) por retrasar “injustificadamente” su fallo ante el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por parlamentarios en 2011 sobre la ley del aborto del año anterior.

Los exparlamentarios del PP José Eugenio Azpiroz, Luis Peral y Lourdes Méndez, actual diputada de Vox, han registrado en la sede del TC un escrito en el que notifican la presentación de dicha demanda, la primera contra el tribunal español ante el TEDH.

Este grupo de diputados, algunos de los cuales presentaron dicho recurso hace ya diez años, exponen que el TC está denegando su derecho de acceso a la justicia y el específico de los diputados a recibir un pronunciamiento sobre las leyes que se recurren ante el tribunal.

Además, recuerdan que el Tribunal Constitucional declaró como “prioritario” el recurso presentado en 2011 y, sin embargo, ha dictado “miles de sentencias” desde entonces sin fallar sobre la ley del aborto.

El pasado 16 de diciembre los firmantes en esta demanda requirieron al TC que dictase sentencia ante el recurso, pero el tribunal ni siquiera ha contestado a la petición.

El diputado del Partido Popular en la primera legislatura de Mariano Rajoy José Eugenio Azpiroz ha remarcado que “lo deseable” sería que el tribunal resolviera esta cuestión antes de que haya una respuesta en el procedimiento europeo.

Sobre los motivos que han podido motivar la inacción del TC ha explicado que los magistrados pudieron pensar que la posterior reforma de ley del aborto impulsada por el exministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón eliminaría el carácter prioritario del recurso de inconstitucionalidad.

Sin embargo, esta reforma provocó desavenencias en el Gobierno de Mariano Rajoy, que contaba con mayoría absoluta, y nunca se votó en los términos en los que lo había planteado Gallardón.

“Me dio coraje y pena que el proyecto fuera anulado. Fue una ocasión de oro desestimada y a algunos nos costó acabar fuera de la política”, ha lamentado Azpiroz.

La diputada de Vox Lourdes Méndez ha ido más allá y ha subrayado que le provocó “repugnancia” que “se traicionase a los votantes”. “Se ha normalizado el aborto, se podía haber evitado y el Partido Popular es cooperador necesario”, ha añadido.

También ha subrayado que el Tribunal Constitucional “se ha convertido en un tribunal político” que no ha querido entrar “en el fondo” de la ley del aborto.