Interferencia en la campaña electoral

EEUU: el Senado llama a declarar al Director de Twitter por bloquear información sobre Biden

|

El Senado de Estados Unidos citará la próxima semana al Director Ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, por el bloqueo de una exclusiva del New York Post en la que se denuncia que el candidato demócrata, Joe Biden, mintió cuando dijo no tener nada que ver con los negocios de su hijo Hunter, contratado por una gasística ucraniana con un sueldo mensual de 50.000 dólares.

El Senado sospecha que Twitter puede haber utilizado “su poder corporativo” para encubrir al hijo de Joe Biden y ayudar, de esa manera, al aspirante demócrata a la Casa Blanca, interfiriendo en el fair play de la campaña electoral.

El senador republicano Ted Cruz ha sido aún más explícito:  ha acusado a Twitter de estar “interfiriendo en estas elecciones, una violación directa de los principios de la Primera Enmienda”. La acusación es de enorme gravedad constitucional y de posibles y graves consecuencias judiciales y económicas (sanciones) para la red social.

El debate está servido: no solo por la puntual ayuda que Twitter haya podido brindar a uno de los dos candidatos a la presidencia de los EE.UU., interfiriendo en la campaña con prácticas inconstitucionales, sino por el poder de censura que, de facto, están realizando las redes sociales más importantes del mundo, con su enorme poder corporativo y su auto asignada función arbitral, y el correspondiente retroceso de la libertad de expresión por razones de pura corrección u oportunidad política. 

Twitter ha alegado que la decisión de censurar la noticia tuvo origen en sus intentos por limitar la difusión de “desinformación” en sus plataformas ante las elecciones presidenciales del 3 de noviembre.