La sublevación de Jaca

|

Tal día como hoy, 12 de diciembre de 1930, el capitán Galán sublevaba a la guarnición de Jaca contra el gobierno de la corona, los insurrectos mataban a un sargento de la guardia civil y a dos carabineros y proclaman la República en el Ayuntamiento. El golpe quedará sofocado muy pocas horas después.

El episodio de Jaca fue en realidad un trágico error. El gran plan estaba en otro lado: desde meses atrás, los republicanos habían acordado una revolución que debía comenzar con un levantamiento militar el día 15 de diciembre. El proyecto procedía directamente del Pacto de San Sebastián firmado en agosto anterior. Ninguno de los firmantes era revolucionario. Los promotores de la operación eran Alcalá-Zamora y Miguel Maura, los dos católicos y moderados. Estaban también Lerroux y Azaña, y los regionalistas y nacionalistas gallegos y catalanes. Los socialistas, al margen del pacto, se comprometieron a proclamar una huelga general. En el ejército había centenares de oficiales que pertenecían a la Masonería y estaban dispuestos a levantarse contra la monarquía: Ramón Franco y Queipo de Llano eran dos buenos ejemplos. En ellos se fiaba para llevar a cabo la sublevación.

Ahora bien, a finales de noviembre el director general de Seguridad, general Mola, se entera de lo que se está tramando. Sabe que uno de los principales nombres militares del complot es Fermín Galán. Lejos de detenerle, Mola le escribe en estos términos: “Sabe el Gobierno y sé yo sus actividades revolucionarias y sus propósitos de sublevarse con tropas de esa guarnición: el asunto es grave y puede acarrearle daños irreparables (…) Recuerde que nosotros no nos debemos ni a una ni a otra forma de gobierno, sino a la Patria, y que los hombres y armas que la Nación nos ha confiado no debemos emplearlos más que en su defensa. Le ruego medite sobre lo que le digo, y, al resolver, no se deje guiar por un apasionamiento pasajero, sino por lo que le dicte su conciencia. Si hace algún viaje a Madrid, le agradecería tuviera la bondad de verme”.

Galán se puso nervioso. Como el comité revolucionario de los republicanos parecía dubitativo, decidió adelantarse. El 12 de diciembre, en Jaca, donde estaba destinado, él y otro capitán, García Hernández, se levantaron, proclamaron la República y marcharon sobre Huesca. Fue un desastre: los golpistas fueron rápidamente neutralizados. Galán y García Hernández terminarán apresados, sometidos a juicio sumarísimo y fusilados el día 14. En cuanto a los responsables políticos, la Corona ejercerá con ellos una sorprendente indulgencia.

Otros hechos:

914: Solemne unción regia de Ordoño II como rey de León.

1804: Atada por sus acuerdos con Francia, España declara la guerra a Inglaterra.

1903: Bajo el Gobierno Maura, la Cortes aprueban la Ley del Descanso Dominical.

1904: El dramaturgo José de Echegaray es galardonado con el Nobel de Literatura.

1924: El autogiro de Juan de la Cierva efectúa sus primeras pruebas entre Cuatro Vientos y Getafe, en Madrid.