El camino polaco para evitar la censura de las grandes tecnológicas

|

Una nueva Ley polaca establece multas para las redes sociales que censuren la libertad de expresión

El ministro de Justicia polaco anunció el pasado 26 de diciembre la redacción por el Parlamento de Polonia de una nueva ley que protegerá la libertad de expresión frente a la censura que puedan ejercer los operadores privados en las redes sociales. El nombre completo de la ley es «Ley de libertad de expresión y búsqueda y difusión de información en Internet», y tiene por objetivo fundamental la protección del derecho a la libertad de expresión y de información en las redes sociales, así como la protección de la libre circulación de ideas.

La medida vuelve a saltar a la actualidad política tras la expulsión de Donald Trump de la red social Twitter y la consiguiente censura de sus mensajes políticos. En el momento de ser expulsado de Twitter, Donald Trump contaba con 88 millones de seguidores, que se han quedado sin interlocución con su referente político.

Zbigniew Ziobro, ministro de Justicia de Polonia,  señaló el pasado 26 de diciembre que la nueva ley «permitiría a los usuarios de las redes sociales presentar una demanda contra las empresas propietarias de la red social si sus comentarios no violan las leyes polacas, pero aún así son eliminados por los moderadores de la empresa o bloqueados por la red social». Se trata, en consecuencia, de una medida de protección a los usuarios frente al poder y al sesgo político de las grandes operadoras tecnológicas de Silicon Valley.

De acuerdo con sus disposiciones, las redes sociales no podrán eliminar contenidos o bloquear cuentas si el contenido en ellas no viola la ley polaca. ese es el límite. Todo lo que no está prohibido, está permitido, tal y como rezada el clásico principio del liberalismo jurídico. En caso de remoción o bloqueo de la cuenta, la queja del usuario se puede enviar a la plataforma, la cual tendrá 24 horas para revisar y justificar su decisión. Dentro de las 48 horas posteriores a la decisión, el usuario podrá presentar una demanda judicial y solicitar al tribunal la restitución del acceso. El tribunal considerará las apelaciones dentro de siete días y todo el procedimiento será electrónico. Como se puede apreciar, se trata de un procedimiento urgente y sumario que persigue la restitución de los derechos del usuario en el plazo más breve posible.

La vulneración de la libertad de expresión por parte de los operadores privados conllevará sanciones económicas de hasta casi 2 millones de euros, sin perjuicio de otras sanciones de carácter administrativo.

El ministro de Justicia de Polonia señaló en el momento de presentación de la ley que hay “muchos ejemplos” que “muestran el absurdo de las decisiones de diversas autoridades privadas, corporaciones internacionales, que censuran los comentarios de políticos o usuarios privados”.

Este es el camino emprendido por la democracia polaca para la preservación de la libertad de expresión de sus ciudadanos en las redes sociales.