El Defensor del Pueblo, y no la Fiscalía, investiga Pegasus

|

El Defensor del Pueblo abrirá una investigación sobre el caso de espionaje a más de 60 independentistas por medio de la herramienta de software Pegasus

La oficina del Defensor «está analizando las informaciones sobre una eventual utilización inadecuada de las herramientas de software Pegasus que hayan podido poner en riesgo el ejercicio de derechos fundamentales, en particular los relacionados con el derecho a la privacidad», según informa EFE.

La institución, que actúa en calidad de alto comisionado de las Cortes Generales para la defensa de los derechos constitucionales «va a recabar los datos precisos para abrir una actuación de oficio a fin de contribuir al buen funcionamiento institucional y velar por el respeto de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución».

La decisión del Defensor del Pueblo se ha dado a conocer mientras el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, se reunían en el Palau de la Generalitat.

Al término de la reunión, Bolaños y Vilagrà comparecerán ante los medios de comunicación, por separado, para dar cuenta de los asuntos tratados.

Fuentes de la Generalitat señalan que en el encuentro Vilagrà reclamará «explicaciones claras» sobre el caso e insistirá en que hay que «asumir responsabilidades».

La reunión entre Bolaños y Vilagrà, según las mismas fuentes, «no sustituye» la conversación que Aragonès espera mantener en los próximos días con Sánchez.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ha mostrado su «total satisfacción» ante la decisión del Defensor del Pueblo. De esa manera, se evita, en principio, que la fiscalía y la Audiencia Nacional abran diligencias de investigación, y se deriva el asunto hacia una institución que carece de los medios de investigación propios de la policía judicial. 

El Defensor analizará «una eventual utilización inadecuada de las herramientas de software Pegasus que hayan podido poner en riesgo el ejercicio de derechos fundamentales, en particular los relacionados con el derecho a la privacidad».

Según el Ministerio que dirige Margarita Robles, «dicha investigación permitirá poner de relieve que el CNI ha actuado, en todo momento, con arreglo al ordenamiento jurídico y salvar los obstáculos de secreto, transparencia y reserva de sus actuaciones, que le vienen impuestas por Ley, en concreto su Ley Reguladora 11/2002″.

El Defensor ha señalado que va a recabar los datos precisos para abrir una actuación de oficio a fin de «contribuir al buen funcionamiento institucional y velar por el respeto de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución».

Por su parte, Defensa asegura en un comunicado que el Defensor del Pueblo tendrá acceso a «toda la información que requiera, para garantizar la máxima transparencia y dar confianza a toda la ciudadanía sobre las actuaciones del CNI».

Por su parte, Félix Bolaños (no Margarita Robles, titular del CNI) ha anunciado la apertura de un control interno en el Centro Nacional de Inteligencia a petición de este mismo organismo, para analizar el presunto espionaje a dirigentes independentistas.

Durante una rueda de prensa en la Generalitat tras la reunión, ha dicho que también debe llegar «la constitución de manera inmediata de la Comisión de Secretos Oficiales» del Congreso, en la que comparezca la directora del CNI, para exponer información, documentación y las conclusiones de ese control interno.

Además ha constatado «plena disposición del CNI para facilitar y colaborar en las actuaciones que iniciará el Defensor del Pueblo» sobre el caso, y por último Bolaños no ha descartado desclasificar información si es necesario.