El Día de Fuerzas Armadas vuelve a Madrid

Los Reyes de España presiden la parada militar y el desfile con motivo del Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla.
|
La parada militar con la que Madrid ha vuelto a acoger, si bien en tono menor, el Día de las Fuerzas Armadas, ha recuperado la  tradición en cuya virtud los españoles  y las instituciones del estado rinden homenaje sus ejércitos, después de que el año pasado se suspendiera por la pandemia.  El acto organizado por el Ministerio de Defensa ha sido un sencillo acto de homenaje a los caídos por España, presidido por los reyes.

A las 11.30 horas Felipe VI y doña Letizia han llegado a la plaza de Neptuno, donde han sido recibidos por la ministra de Defensa, Margarita Robles; el jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Teodoro Calderón; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

También han asistido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González.

Varios centenares de personas se han colocado tras las vallas colocadas en el paseo del Prado, frente a la plaza de la Lealtad, y han coreado vivas al rey y alguno a Díaz Ayuso. Incluso, alguno de los asistentes ha gritado «que vuelva el rey Juan Carlos».

No ha habido desfile abierto al público para evitar aglomeraciones.

El rey, tras escuchar el himno nacional acompañado de salvas, ha pasado revista a la Guardia Real antes de colocar en el pebetero del monumento a los caídos una corona de laurel en homenaje a los soldados, marineros y guardias civiles que dieron la vida por España.

Después se ha celebrado un pequeño desfile mixto frente a los reyes, que ha abierto un batallón de la Guardia Real y ha cerrado otro de la Guardia Civil.

La Patrulla Águila del Ejército del Aire ha dibujado en sendas pasadas los colores de la bandera de España en el cielo de Madrid, que siete aviones han recorrido de sur a norte y luego de norte a sur.

Felipe VI se ha desplazado después al cuartel general del Estado Mayor de la Defensa, donde ha mantenido varias videoconferencias, una de ellas con la dotación del buque escuela de la Armada Juan Sebastián Elcano, que navega por el Mediterráneo a dos semanas de completar su undécima vuelta al mundo, conmemorativa del quinto centenario de la primera circunnavegación de la historia.

También ha conversado con mandos de la Legión con motivo de su centenario y de la base aérea de Getafe (Madrid), en conmemoración de los cien años de su creación, así como de las bases de León, Tablada (Sevilla) y Zaragoza.

Asimismo, el rey ha hablado por videoconferencia con militares desplegados en la misión de Mali de la UE y con destacados en Lituania en la operación de policía aérea del Báltico de la OTAN.