El «escudo social» de Sánchez: los desahucios crecen un 253 %, la cifra más alta desde 2016

|

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha calificado de «aterrador» los datos que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), según el cual el número de nuevas ejecuciones hipotecarias registradas han aumentado un 253,2 % respecto al segundo trimestre de 2020.

Según el INE, en el segundo trimestre de 2021 ha habido 3.243 nuevas ejecuciones hipotecarias registradas, entre abril, mayo y junio.

«Estamos ante otro mérito del cacareado escudo social, que sigue demostrando su ineficacia y dejando a miles de familias en la estacada», ha valorado la PAH en un comunicado, en el que critica que «el supuesto escudo social pensado para evitar los desahucios por alquiler y algunos por ocupación deja totalmente desvalidas y fuera a las familias hipotecadas«.

Estas familias no tienen más protección que optar a pactos de sobreendeudamiento con el banco, encontrándose a merced de las reglas del juego que imponga la banca, mientras se acumulan los impagos por causas sobrevenidas.

La PAH culpa directamente al gobierno de las casi 13.000 nuevas ejecuciones hipotecarias y de pensar «en cómo proteger a los grandes propietarios para que sigan especulando con la vivienda y nuestras vidas».

Según la PAH, «están empujando a la gente a quedarse sin propiedad, con una deuda que les condena de por vida y sin alternativas a una segunda oportunidad».

«Esta nefasta escalada que deja a tanta gente sin su vivienda habitual, que tanto trabajo les ha costado, empezó en el tercer trimestre del año pasado. Desde entonces, la cifra no ha hecho más que crecer. Los tres últimos trimestres ya se han situado por encima de las 3.000, lo que no ocurría desde finales de 2016″, asegura la PAH.

La plataforma denuncia «la falta de conciencia política así como su discurso simple y facilón, tan alejado de la realidad. La única realidad que conocemos es que la gente está volviendo a perder su casa, que el alquiler es una opción inaccesible de vivienda y que los desahucios no solo continúan, sino que aumentan respecto a fechas previas al escudo social».

Este es el célebre «gobierno de la gente», el del movimiento STOP desahucios, el de la pobreza energética. Un grupo de amigotes que ha llegado al poder y solo se acuerda de los españoles para freírles literalmente a impuestos y mendigarles el voto en período electoral.