El Gobierno subirá los impuestos al diésel y la gasolina con la excusa ecológica

EFE/J.J. Guillén
|
El Gobierno subirá los impuestos que gravan el consumo de diésel y gasolina hasta que ambos se equiparen al tipo impositivo medio de la gasolina en la Unión Europea a 8 (países más avanzados), según el informe «España 2050» presentado este jueves.

Actualmente, los impuestos especiales que gravan los hidrocarburos en España se encuentran entre los más bajos de Europa, sobre todo en lo que respecta al diésel, lo que permite que los precios de venta al público sean también más bajos.

La medida de equiparlos a la media de la UE-8 se recoge en el apartado reservado en el informe para avanzar en la descarbonización de la economía española, en el que también se proponen medidas para garantizar la sustitución de los vehículos de combustión interna (gasolina y diésel) por otros sin emisiones directas de CO2.

Además, prevé ajustar la fiscalidad del transporte por carretera al uso real del vehículo, abordando la totalidad de impactos negativos generados y asegurando una mayor coherencia entre el tipo de vehículo adquirido y las necesidades del servicio.

Para lograr estos objetivos, proponen pasar de las actuales figuras fiscales sobre la compra (impuesto de matriculación), circulación y combustibles, a un impuesto sobre el uso medido real del vehículo que tenga en cuenta sus características (peso, potencia y emisiones de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero), una manera camuflada y ecológica para darle a los españoles un limpio hachazo fiscal.