El Juez reitera que Podemos debe continuar imputado por financiación irregular

El secretario de Organización y Programa de Unidas Podemos y portavoz de la formación morada, Pablo Echenique, y el secretario general del partido, Pablo Iglesias. | Jesús Hellín (Europa Press)El secretario de Organización y Programa de Unidas Podemos y portavoz de la formación morada, Pablo Echenique, y el secretario general del partido, Pablo Iglesias. | Jesús Hellín (Europa Press)
|

El titular del Juzgado de Instrucción nº 42 de Madrid, Juan José Escalonilla ha ordenado que Podemos siga imputado, como persona jurídica, en la causa de financiación irregular en la que se investiga a miembros de dicho partido.

En un auto dictado este martes, desvelado OKDIARIO, el magistrado deniega a la formación política su desimputación y resuelve «no haber lugar a acordar el sobreseimiento libre, ni tampoco el sobreseimiento provisional, de la presente causa respecto del partido político Podemos» y reitera que los hechos por los que se le investiga «susceptibles de ser incardinados en el delito de financiación irregular de los partidos políticos».

Y añade:  «es objeto del presente procedimiento la presunta comisión por parte de cargos ejecutivos de Podemos de un delito electoral tipificado en el artículo 150 de la LOREG, al existir indicios de la distracción de dinero de la cuenta electoral  designada para las elecciones del 28 de abril de 2019 para un fin distinto al propio».

Así mismo, señala el auto que «existen indicios de que el contrato suscrito por dicho partido político y la sociedad Neurona Comunidad S.L. en fecha 25 de febrero de 2.019 se trató de un contrato simulado, en cuanto no obedeció a prestación de servicio alguno por parte de dicha mercantil, teniendo como finalidad la de desviar el dinero pagado por dicha formación política en base a dicho contrato a una sociedad mejicana, concretamente a Creative Advice Interactive».

«Dicha presunta distracción de dinero respondía a otra finalidad distinta, que señaló el denunciante José Manuel Calvente podía ser la de financiar a partidos extranjeros, a la previa financiación ilegal del propio partido político Podemos a través de microcréditos, o incluso para compensar las cantidades obtenidas a través de una red de financiación ilegal para la propia constitución de dicho partido político en el año 2014 y la promoción de sus miembros a los cargos directivos que actualmente ostentan».

Podemos pudo haber cometido un delito de financiación ilegal de partidos políticos tipificado en el artículo 304 bis del Código Penal.

El juez señala incluso que el cese de los denunciantes de tales irregularidades, Carmona y Calvente, realizado sobre la base de falsas acusaciones de acoso sexual, «resulta igualmente expositivo de tal falta de compromiso de los dirigentes de dicho partido político con la cultura ética o cultura de cumplimento de las normas legales».