El nuevo régimen, por Carlos Esteban

|

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, acaba de crear dos categorías de ciudadanos. Una de ellas, los no vacunados con una terapia génica experimental para tratar una enfermedad con una bajísima tasa de mortalidad, no podrán salir a comer o a cenar ni tomarse una cerveza.

El presunto presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se ha reunido con los gigantes informáticos para exigirles que endurezcan la censura sobre mensajes no aprobados por el régimen, incluyendo correo electrónico.

En España, una decisión (tardía, para variar) sobre el draconiano Estado de Alarma aplicado por el gobierno el año pasado es criticado por políticos y los medios ‘subvencionados’ como una ‘politización de la justicia’ contra la voluntad popular.

La democracia occidental de posguerra, con su régimen de libertades inviolables, su Estado de Derecho y su división de poderes, fue hermosa mientras duró. Nuestras élites se han cansado de ella.