Crímenes de ETA

El P. Europeo pide juzgar los crímenes de ETA como de lesa humanidad, con el rechazo del PSOE

|

El Parlamento Europeo pide hoy que los crímenes de la organización terrorista Eta previos a 2004 sean considerados delitos de lesa humanidad para evitar que prescriban o sean amnistiables.

La comisión de Peticiones de la Eurocámara, en la que se tramita el informe con esta recomendación, votó este miércoles las enmiendas finales y emitirá este jueves su aprobación al conjunto del informe, que recoge recomendaciones a las autoridades españolas y europeas sobre los 379 asesinatos de Eta aún sin resolver.

Entre ellas, instan a España a agotar todas «las posibilidades interpretativas del derecho penal» español, incluyendo un posible reconocimiento del terrorismo de Eta como crímenes de lesa humanidad, también los anteriores a 2004, «y que por tanto se consideren imprescriptibles o no amnistiables».

Buena parte de los asesinatos sin resolver de la banda terrorista sobre los que ha recabado información la Eurocámara tras viajar al País Vasco y a Madrid en noviembre de 2021 datan de los llamados años del plomo, a finales de los 70 y principios de los 80, cuando era mucho más difícil investigar estos crímenes debido a la falta de recursos.

La posición del Parlamento Europeo choca con la extremada rigidez de la Audiencia Nacional en la materia -tan flexible en otras cuestiones de trascendencia política y mediática- que ya aclaró que solo se pueden investigar por la vía de lesa humanidad los crímenes que ocurrieron a partir de 2004, fecha en la que el delito de lesa humanidad se incorporó al Código Penal español.

El PSOE había tratado de introducir una enmienda al texto para eliminar esta recomendación argumentando que no es posible aplicar la lesa humanidad para aquellos delitos cometidos antes de dicho año y en apoyo del criterio de la AN.

El resto del informe recoge, entre otras, la recomendación de establecer mecanismos legales para criminalizar el enaltecimiento de un atentado específico o promover esfuerzos para «evitar la glorificación pública» de terroristas condenados cuando salen de la cárcel.

También sugieren formar una comisión de juristas para elaborar informes sobre cada uno de los casos no resueltos de asesinatos de Eta y crear un sistema de cooperación para que se pueda hacer llegar a las autoridades, de forma completamente confidencial, protegida y anónima, información sobre estos crímenes sin resolver.