Elecciones Andalucía

El PP alcanza la mayoría absoluta en Andalucía, mientras el PSOE confirma su hundimiento

|

El PP ha logrado una victoria histórica en las elecciones en Andalucía al imponerse por mayoría absoluta y no tener que depender de pactos para gobernar

Con el  100% de voto escrutado,  Juanma Moreno alcanza los 58 escaños (la mayoría está en 55 diputados) y cosecha 1,5 millones de votos, el doble de los que consiguió hace cuatro años.

La victoria del PP es arrolladora además porque ha ganado en las 8 circunscripciones y en las 20 mayores ciudades andaluzas, y se ha impuesto al PSOE por 25 escaños de diferencia. 

Moreno proclamó la «contundente victoria» con la que «hemos hecho historia en Andalucía y pidió «ser humildes a la hora de ganar». También aseguró ser consciente de la «enorme responsabilidad» que asume y garantizó que gobernará «para todos, sin prepotencia», también para quienes no le han votado.

El PSOE de Pedro Sánchez, encabezado por Juan Espadas, que se hace con 30 diputados, tres menos que los que tenía hasta ahora, y unos 880.000 votos, casi 130.000 menos que en 2018. Son los peores resultados de los socialistas em su historia en el que fue su gran feudo.

Espadas compareció para lamentar la baja participación, que a su juicio perjudica a los partidos de izquierda. «Sin la movilización de la izquierda es difícil parar a la derecha», alegó. También lamentó haber tenido solo 7 meses para formar una alternativa de gobierno al PP de Juanma Moreno, pero como jefe de la oposición prometió hacer una oposición «contundente», «eficaz», pero también «útil».

Por su parte Vox, con Macarena Olona, ha obtenido 14 escaños, mejora en 2 los resultados que obtuvo en 2018, pero no serna decisivos para la Constitución del gobierno de Andalucía.Olona destacó que «Vox aumenta la confianza de los españoles» allí donde se presenta y confirmó que se quedaría en Andalucía para liderar el grupo parlamentario: «Va a ser un privilegio», dijo.

Los grandes perdedores en el recuento son, por un lado, el espacio a la izquierda del PSOE, que se presentaba a estos comicios dividido en dos candidaturas. Entre las dos suman 7 escaños: los 5 de Por Andalucía, liderados por Inma Nieto, y dos de Adelante Andalucía, encabezada por Teresa Rodríguez, muy lejos de los 17 que tenían hasta la fecha.

Nieto achacó los pobres resultados a la baja participación, a la «propaganda mediática», el «factor tiempo» y la «campaña de bajo perfil». La candidata señaló que la unidad de las seis formaciones que conforman Por Andalucía era acertada, y arremetió contra la «otra» candidatura de Rodríguez por el «destrozo» que provoca la división del espacio.

Pero sin duda alguna, el gran derrotado de la noche electoral es Ciudadanos, que pasa de los 21 diputados que tenía en la Asamblea a no conseguir representación. Su candidato, el actual vicepresidente Juan Marin ha renunciado a todos sus cargos orgánicos el su partido.