Final de la Champions

El Real Madrid exige que se depuren responsabilidades por la violencia en Saint-Denis

|
El Real Madrid ha pedido explicaciones por la violencia desatada en Saint-Denis el pasado sábado durante la final de la Champions League. 
Muchos seguidores del equipo blanco y aficionados de todo el mundo sufrieron los ataques, amenazas, asaltos y vejaciones de los vándalos que rodearon el estadio, ante la inacción de la policía francesa. La escandalosa inseguridad ha dado la vuelta al mundo y todos los medios de comunicación europeos se han hecho eco de la noticia

El Real Madrid exige ahora conocer cuáles fueron las razones que motivaron la designación de Saint-Denis en la final y los criterios que se tuvieron en consideración para que se jugase el partido en una no-go zone.

La situación provocada en Francia acosada por esa inmigración delincuencial que vive fuera de control, quedó al descubierto ante el mundo pero afectó especialmente a los aficionados españoles que acudieron festivamente a la final.

El Real Madrid alza la voz en su nombre: «Pedimos respuestas y explicaciones que determinen quiénes fueron los responsables que dejaron desasistidos e indefensos a los aficionados». 

Comunicado íntegro del Real Madrid

Ante los lamentables hechos que tuvieron lugar el pasado 28 de mayo en las inmediaciones y los accesos del Stade de France, incluso en el interior del propio estadio, el Real Madrid C. F. quiere manifestar lo siguiente en defensa de nuestros seguidores que fueron víctimas de dichos hechos:

1.- Queremos saber cuáles fueron las razones que motivaron esa designación de la sede de la final y qué criterios se tuvieron en consideración teniendo en cuenta lo vivido ese día.

2.- Asimismo, pedimos respuestas y explicaciones que determinen quiénes fueron los responsables que dejaron desasistidos e indefensos a los aficionados. Unos seguidores cuyo comportamiento general fue en todo momento ejemplar.

Entendemos que lo que tenía que haber sido una gran fiesta del fútbol para todos los aficionados que asistieron al partido derivó en unos sucesos desafortunados que han provocado una profunda indignación en todo el mundo.

Como se ha podido ver con claridad en las reveladoras imágenes que han ofrecido los medios de comunicación, muchos de los aficionados fueron agredidos, acosados, atracados y robados con violencia. Unos hechos que tuvieron lugar también cuando circulaban en sus coches o autobuses temiendo por su integridad física. Algunos de ellos incluso tuvieron que pasar la noche en el hospital por las lesiones recibidas.

El fútbol ha transmitido al mundo una imagen muy alejada de los valores y objetivos que siempre debe perseguir.

Nuestros seguidores y aficionados merecen una respuesta y que se depuren las responsabilidades pertinentes para que situaciones como las vividas queden erradicadas para siempre del fútbol y del deporte.