Elon Musk, fundador de Tesla, contra la censura de las grandes tecnológicas

Elon Musk, el hombre más rico del mundo.
|

El CEO de Tesla y SpaceX, Elon Musk, ha cargado contra los Big Tech Masters y su censura política desenfrenada.

«Mucha gente va a estar muy descontenta con la asunción de las grandes tecnológicas del rol de árbitros de la libertad de expresión».

«La alta tecnología de la costa oeste (Silicon Valley) tiene que hacer la distinción entre prohibir el discurso de odio y prohibir el discurso que ella misma odia», comentó un usuario comentado la opinión de Musk. «Esta es una distinción importante», respondió Musk.

Musk se convirtió la semana pasada en la persona más rica del mundo, con un patrimonio neto de más de $ 185 mil millones.

Los comentarios del CEO de Tesla llegan a raíz de que Twitter cerrara de manera permanente la cuenta de Donald Trump, así como de que Mark Zuckerberg bloqueara al presidente de sus cuentas de Facebook e Instagram, «indefinidamente». En otras palabras, Musk critica la facultad que se arroga la empresa privada para expulsar al ostracismo a un lidero político por una cuestión de opinión.

Para justificar tales movimientos, muchas grandes empresas tecnológicas están impulsando la narrativa de que las palabras del presidente «incitan a la violencia» y son una amenaza para la «democracia», un precedente que también fue utilizado por Google, Apple y Amazon para justificar la extinción. su competencia con el pretexto de preocuparse por la seguridad del público.

Tras la expulsión del presidente de Twitter, Facebook e Instagram, Google y Apple expulsaron a Parler, que muchos han estado usando como alternativa a Twitter, una medida que excluyó efectivamente la aplicación de todos los teléfonos inteligentes Android y Apple. Después, Amazon prohibió a Parler utilizar el sitio de sus servicios de alojamiento web, lo que dejó a Parler fuera de línea hasta que pueda encontrar otro host.

Muchos han criticado estos movimientos, ya que las grandes empresas de tecnología se han unido para silenciar a los disidentes políticos y exterminar a su competencia, actuando como un auténtico cártel.