Embajador de Ucrania visitará Gernika, pero no Paracuellos del Jarama, ni Cabra

|

El embajador de Ucrania acudirá el martes a Gernika (Bizkaia) para asistir a los actos conmemorativos del aniversario del bombardeo alemán de hace 85 años sobre esta villa vizcaína durante la Guerra Civil española.

El embajador estará acompañado por el lehendakari, Iñigo Urkullu, quien hace dos semanas invitó a este representante del Gobierno de Ucrania a los actos conmemorativos del ataque aéreo que devastó esta villa vizcaína el 26 de abril de 1937.

Precisamente, en su intervención reciente en el Congreso, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, comparó el sufrimiento de la población ucraniana con el dolor que sintieron los residentes de Gernika en el bombardeo producido hace 85 años.

En su estancia el martes en esta villa vizcaína, el embajador ucraniano visitará el Museo de La Paz y la Casa de Juntas de Gernika, ha informado este viernes el departamento de Presidencia del Gobierno Vasco.

No visitará, sin embargo, por el momento, el Camposanto de los Mártires de Paracuellos del Jarama, donde los comunistas ejecutaron, entre agosto y diciembre de 1936, bajo la dirección del delegado de Stalin en España, Orlov, a 7.000 personas que después fueron arrojadas con las manos atadas a la espalda a las fosas comunes que previamente habían sido obligadas a cavar. Esta matanza  se repitió luego en Katin (Polonia), donde los rusos culparon a los alemanes,  y ahora, tantos años después, vemos reaparecer la misma estrategia de terroro y muerte en Bucha y en Mariúpol.
No estaría de más que el embajador de Ucrania se pasara por el Camposanto para rezar un responso.
Tampoco visitará Cabra, donde la aviación republicana bombardeó a la población civil, con estrategia y efectos muy similares a los de Guernica.