Crisis con Marruecos

España estudia suprimir el régimen fronterizo de Ceuta y Melilla y exigir visado

|

El Gobierno está estudiando la posibilidad de suprimir el régimen especial de Ceuta y Melilla e incluir a las ciudades autónomas en el espacio Schengen y la unión aduanera de la UE, con lo que el control fronterizo en ambas ciudades estaría en la frontera con Marruecos y se exigiría visado para entrar.

Así lo ha asegurado el Secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba, en declaraciones tras mantener una reunión con el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas.

El régimen especial de las ciudades autónomas se dispuso en 1986 cuando España entró a formar parte del espacio Schengen y supone que los residentes de Tetuán pueden acceder sin visado a Ceuta y los de la provincia de Nador a Melilla, y que los controles aduaneros se realizan en el puerto.

Se trata de una medida que el Gobierno de Ceuta ya había planteado, a principios de pasado año 2020, por la conveniencia de revisar la actual excepción al Tratado de Schengen con el propósito de reducir la presión migratoria y su impacto sobre determinados servicios y ámbitos.

Con este paso se lograría además mejorar la eficacia en la contención de dicha inmigración y lograr que sean las autoridades españolas y no las marroquíes las que decidan quién entra en Ceuta.

González-Barba ha visitado Ceuta acompañado por el Secretario de Estado de Política Territorial y Función Pública, Víctor Francos, para interesarse por las consecuencias de lo ocurrido los pasados días 17 y 18 de mayo, cuando miles de inmigrantes irregulares entraron en tromba desde Marruecos.

Por medio de un comunicado, el Ministerio de Exteriores ha subrayado que el objetivo de la visita ha sido reiterar el compromiso del Gobierno con la ciudad autónoma y “explorar las opciones que brinda el marco europeo para impulsar el desarrollo local pospandemia”.

Así, González-Barba ha destacado la disponibilidad del Ejecutivo de “colaborar con la máxima lealtad institucional” para asegurar una “atención preferencial” a la ciudad y buscar una amplia participación de Ceuta en las políticas europeas.

Por su parte, Francos ha subrayado la implicación del Ministerio de Política Territorial en un impulso a la coordinación de las actuaciones de la Administración General del Estado en la ciudad, y un “refuerzo específico de una asesoría que ya trabaja al máximo nivel ministerial para desarrollar esta importante tarea”.