PUBLICIDAD

6 de noviembre, festividad de los mártires de la persecución religiosa en España

|

La Conferencia Episcopal Española estableció el 6 de noviembre como fecha para la celebración de la festividad litúrgica de los mártires de la persecución religiosa en España.

La Iglesia en España conmemora así a todos los Santos y Beatos Mártires que murieron durante la persecución religiosa entre los años 1931 y 1939. La lista innumerable de mártires -obispos, sacerdotes, consagrados y laicos- que fueron asesinados por su fe católica.

PUBLICIDAD

La Asociación Hispania Martyr Siglo XX y la Fundación Regina Martyrum que tradicionalmente celebraban dicha festividad el 29 de marzo, fecha de la primera beatificación bajo el pontificado del Papa Juan Pablo II de las tres beatas carmelitas de Guadalajara en 1987, trasladó la conmemoración de todos los mártires españoles del siglo XX a la nueva festividad del 6 de noviembre.

Es preciso señalar que el 6 de noviembre de 1936 comenzó la matanza de presos políticos en el paraje de Paracuellos de Jarama a manos de milicianos del Frente Popular.

Muchas de aquellas víctimas fueron asesinadas únicamente como consecuencia de su fe, por creer en Dios. En Paracuellos reposan los restos de sacerdotes y seminaristas de al menos ocho arzobispados y diócesis, y centenares de religiosos pertenecientes a una veintena de órdenes religiosas.

Según los historiadores, se asesinó a 4.184 sacerdotes, 2.365 frailes y religiosos, 283 monjas y más de 3.000 seglares. En total, más de 10.000 asesinados por el «delito» de ser católicos y no renegar de ello.

PUBLICIDAD