POR EL COVID-19

Alerta de Sanidad: los médicos se quedan sin fármacos para sedar a pacientes terminales

|

La epidemia ha trasladado los hospitales a un escenario de guerra. El coronavirus deja ya tantas víctimas que los médicos se están quedando sin dosis de los fármacos que se emplean para paliar el sufrimiento de los pacientes terminales en sus últimos instantes de vida.

Algunos de esos compuestos son los mismos que se utilizan para asistir con ventilación mecánica a los enfermos graves en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Otros medicamentos aplicados en fases menos severas de la infección también están registrando tensiones de suministro.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, ha reconocido que el incremento de la demanda de los medicamentos utilizados en UCI por el coronavirus «está provocando problemas de disponibilidad» en el tratamiento combinado de opiáceos y benzodiacepinas/neurolépticos para pacientes terminales.

Los pacientes en fase terminal (como es el caso de pacientes oncológicos, entre otros) siguen un tratamiento de sedación paliativa como estrategia para mitigar su sufrimiento. Algunos de estos medicamentos son los mismos que se utilizan para el tratamiento de pacientes que se encuentran hospitalizados en cuidados intensivos (UCI) sometidos a ventilación mecánica.

«La situación sanitaria asociada al Covid-19 ha aumentado extraordinariamente la demanda de este tipo de medicamentos y puede afectar a la disponibilidad de algunos fármacos de uso común. Por tanto, al menos de manera temporal, es necesario buscar soluciones terapéuticas que contemplen distintas alternativas equivalentes en eficacia, particularmente para los pacientes en fase terminal, hospitalizados o en su domicilio», explica la AEMPS.

Por ello, han publicado algunas recomendaciones para el manejo terapéutico de los pacientes terminales mediante un tratamiento combinado de opiáceos y benzodiacepinas/neurolépticos, en los que sea necesaria sedación terminal, estén o no afectados por Covid-19.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, fue preguntado por la falta de fármacos en la rueda de prensa que ofreció este martes en Moncloa. «Hay que seguir muy de cerca, como estamos haciendo, desde la AEMPS, la cantidad de los distintos tipos de productos que hacen falta para sedar a los pacientes que están en las unidades de cuidados intensivos. Hay producción nacional de estos productos. Hay también una actividad de abastecimiento de estos productos en mercados exteriores. Y la AEMPS está velando para que esta medicación esté disponible allí donde hace falta”, afirmó, antes de admitir que están estudiando diferentes “alternativas en el caso de que hubiera que optar por otro tipo de medicación para estos pacientes”.