POR SU ACUERDO CON LOS SEPARATISTAS

Alerta en el PSOE por la ‘deriva sanchista’

|

En el PSOE ya se alerta sobre los últimos escándalos que afectan al Gobierno, como el encuentro del ministro de Transportes, José Luis Ábalos, con la enviada de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez y preocupa el pacto con los separatistas, que contempla por vez primera por parte del PSOE la posibilidad de celebrar una consulta sólo en Cataluña sobre los acuerdos que se alcancen en la negociación bilateral entre ambos gobiernos. Es decir, el principio del fin de la soberanía nacional.

Desde regiones como Castilla La-Mancha o Extremadura se recuerda que la aprobación de los presupuestos del Estado que permitirían que la legislatura siguiera su curso también están en manos de ERC y no gusta la idea de que Sánchez esté dispuesto a reformar el Código Penal para «contentar» a ERC y beneficiar a Oriol Junqueras y al resto de golpistas presos.

La pasada semana, el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García-Page cargó precisamente contra la rebaja en la pena por el delito de sedición que plantea el Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos.

Precisamente este lunes, exdirigentes del PSOE como Joaquin Leguina y Nicolás Redondo han expresado su «más contundente rechazo» a los pactos del Gobierno con partidos separatistas ya que producen, opinan, «la marginación de los grandes consensos» que representan los partidos constitucionales.

Lo han afirmado en un manifiesto emitido por «La España que reúne», un club de opinión en el que están integrados académicos y exdirigentes políticos como Leguina, Redondo, el fundador de Ciudadanos, Francesc Carreras, y José María Múgica, hijo del socialista asesinado por ETA en 1996, entre otros.

En el mismo manifiestan su rechazo a las políticas basadas en el “cuanto peor, mejor” y «en la marginación de los grandes consensos de una parte muy significativa de la sociedad española, representada por el resto de los partidos constitucionales», sin citar a fuerzas como PP o Ciudadanos. «Tanto una política como otra favorece a los extremistas y a la desvertebración de la sociedad, con los peligros que estas irresponsabilidades arrastran», sostienen en el manifiesto.