PUBLICIDAD
EN 1938

Aniversario del bombardeo republicano de Cabra: 119 muertos, doce de ellos niños

|

El 7 de noviembre de 1938, la aviación republicana bombardeó cruelmente la ciudad de Cabra (Córdoba) causando una de las peores masacres civiles de la guerra que había empezado en 1936.

El bombardeo dejó 109 muertos -doce de ellos, niños- y más de 200 heridos de todo tipo. No fue una acción al azar ni aleatoria. Desde una semana antes, los aviones sobrevolaron Cabra para inspeccionar la zona, examinar dónde tenían que actuar y estudiar las rutas. «Sabían dónde bombardeaban«, dice el profesor Antonio Arrabal, autor de un libro sobre el bombardeo.

PUBLICIDAD

Varias bombas cayeron en el barrio de la Villa, uno de los más humildes de Cabra, con «casas muy endebles» que no soportaron aquella catástrofe.

Según cuenta el profesor Manuel Chacón, Cabra fue atacada por tres aviones republicanos modelo soviético Tupolev SB-2, más conocidos como “Katiuskas”, unos aparatos fabricados desde 1936 que destacaban por su ligereza y rapidez y especializados en bombardeos estratégicos sobre la retaguardia enemiga.

El bombardeo coincidió en fecha con el aniversario de la revolución soviética de 1917, fecha muy emblemática para la URSS. En Cabra, señala, en escasos cinco minutos la aviación republicana descargó 2.000 kilos de bombas de varios tamaños (15, 70, 100, 250 y 500 kilo), la mayor de las cuales cayó exactamente en el mercado de abastos, en día de mercado semanal, cuando había allí numerosos hortelanos y población no sólo de Cabra, sino de toda la comarca.

PUBLICIDAD